29/03/2007

Varietales

Merlot, una uva en descenso

Durante años fue considerada una variedad con futuro, pero esa promesa no llegó a concretarse. Hoy la realidad es distinta, las bodegas ya no compran tanta uva Merlot como antes y los productores tienen que ver qué hacen con el excedente.

Ma. Soledad Gonzalez
[email protected]



¿Qué pasó con el merlot? Es una de las preguntas que se realizan tanto los supuestos entendidos como los especialistas y encargados de marketing de las bodegas. Años atrás era muy fácil encontrar personas que hablaran de esta uva de alta calidad enológica como una de las promesas de la vitivinicultura argentina. Hoy esto cambió y el mercado encuentra una sobre oferta de esta clase de vinos.

De la mano de las promociones para los vinos tipo malbec o cabernet sauvignon, el merlot directamente ha caído en un segundo plano, como consecuencia del poco marketing mundial que ha tenido. Además, hay que contar que esta es una de las variedades para realizar tanto cortes como vinos de alta gama, y que de a poco está perdiendo terreno con otro tipo de vinos.

Para Juan Marcó, enólogo de Navarro Correas, “el mercado del merlot es uno de los más variable. Hoy hay una gran oferta y poca demanda, tanto a nivel internacional como local”. Además agregó que “creo que esto se debe a una moda. El cabernet es el rey de los varietales. Hoy el consumidor medio que no sabe tanto de vinos está cambiando, busca una alternativa y al merlot le están sacando el lugar los varietales más típicos”.

Silvio Alberto, enólogo de la bodega Andeluna Cellars, sostuvo que “en nuestra bodega seguimos comprando la misma cantidad de uva desde hace un tiempo, no hemos disminuido, pero el consumo ha caído. Hay que destacar que el merlot no ha tenido la promoción de otras variedades, por lo tanto ha pasado a un segundo plano”.

Marcó coincidió con Alberto y dijo que “no hay que desconocer que el Malbec, que está siendo promocionado como la cepa emblema de la nuestro país, hace que el merlot se encuentre un poco más desprotegido y le van ganando espacios otros varietales que están más promocionados”.

No obstante, Luis Steindl, de Bodegas Norton, una de las empresas que más uva de este tipo produce (alrededor de 24.000 quintales) sostuvo que “hoy hay una sobre oferta de merlot y la verdad es que este varietal no se vende muy bien. Hay que ser sinceros, el argentino no está consumiendo merlot. Si bien –continuó- estamos comprando un 32% sobre el promedio histórico de bodega Norton, debo reconocer que en uvas merlot compramos un 10% menos este año”.

Los precios en Mendoza

La uva merlot es una de las más depreciadas en términos de valores en nuestra provincia. En la actualidad, según datos aportados por el Instituto Nacional de Vitivinicultura, al año 2006 en Mendoza existían 5.735 hectáreas con esta variedad. Si lo comparamos con 1996, cuando sólo en Mendoza existían 1.342 hectáreas, el crecimiento en 10 años ha sido del 327%. Mientras que si lo comparamos con el 2001, cuando existían solo 4.568 hectáreas, el crecimiento en este último periodo fue del 25,5%.

Esta explosión se debe a varios factores, algunos ligados con el desarrollo de la planta, lo cual deviene en muchas ventajas. Por ejemplo, esta es una uva que madura antes, por lo tanto, el riesgo es menor ante cualquier eventualidad climática. Además, hay que contabilizar que tiene un muy buen rendimiento en la planta. Según datos suministrados por el INV, el rendimiento por hectárea de una plantación de merlot en el 2006 fue de 105 quintales, mientras que en el 2005 fue de 102 quintales por hectárea.

En caída libre

La sobre oferta existente hoy en el mercado hace bajar constantemente los precios. Llevados los números a pesos 2007 (deflactados con el índice de precios mayorista), en el 2002 se pagaron $58,01 por el quintal de merlot, mientras que a Julio del 2005 se recibían alrededor de $96,49 pesos por quintal, mostrando un notable aumento durante esos 3 años. No obstante, a partir del 2006, dado el excedente en producción y la caída de la demanda, se ve una baja de un 23% en el precio pagado, llegando a un promedio del quintal de uva de $73,98.

Resumiendo, si bien durante estos últimos 5 años la variación del precio del merlot a pesos de hoy resulta positiva con una suba del 28%, desde 2005 se nota una atenuación a este ascenso, llegando incluso a mostrar una caída en el año 2006.

Para esta vendimia se espera otra caída, que podría estar entre el 10% y el 20%. No obstante, varias fuentes consultadas por este suplemento aseguraron que el mercado es muy complicado y segmentado. “Este año vamos a encontrar operaciones desde los 45 centavos a los 2 pesos, pero hay que recalcar algo, está muy difícil colocar esta uva cualquiera sea la calidad”, aseguran. Entre los consultados distinguieron dos clases de productores: Los que son proveedores habituales de una bodega y los que no.

Entre los primeros muchas veces es más fácil que coloquen la uva porque la venden dentro de un paquete en donde tienen otras variedades que son útiles a la bodega, aunque este año han sufrido algunas reducciones. Sin embargo, los otros son los que tienen muchos problemas para encontrar donde colocar la uva y están empezando a venderla a precios bastante menores.

María Soledad González
[email protected]

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

Ma. Soledad Gonzalez
[email protected]

=