17/10/2019

foodandwineespanol.com/

¿Sabías que no todos los vinos son veganos?

Aunque su ingrediente base es la uva, a veces se añaden productos animales en su elaboración




Cuando estás dejando de comer productos derivados de animales, qué vino tomar no es una de tus principales preocupaciones. Finalmente son uvas fermentadas, ¿no? Bueno, pues resulta que para los vegetarianos y veganos si es un tema, a continuación te explicamos por qué.

Idealmente el proceso de vinificación requiere tiempo y dedicación. El jugo de las uvas es prensado y debe asentarse tras la fermentación. Después de la fermentación se debe dar otro tiempo para que los sólidos se hundan al fondo del tanque o barril. Si la maduración continúa, el vino se acalara más —a este proceso se le llama clarificación— conforme los sólidos residuales se van al fondo. Este es el caso de los vinos naturales, que usualmente se embotellan sin filtrar, ni clarificar; porque pasaron por un largo proceso.

Pero la alta demanda ha hecho que la clarificación no siempre suceda de manera natural, por ello los productores añaden sustancias para ayudar en el proceso que algunas ocasiones derivan de animales. Usualmente sirven para unir o eliminar sustancia no deseadas, que son filtradas posteriormente. Esta es la razón por la que no están presentes como ingredientes en la etiqueta de la botella final.

Los agentes clarificantes también son utilizados para corregir características en el vino, como suavizar taninos, añadir o disminuir color y modificar el sabor. Estos son algunos de los productos más utilizados en la clarificación del vino:

Albumen en las claras de huevo

Es una de las formas de clarificación más tradicional en los vinos tintos. Su uso es muy común en los vinos de Burdeos. Particularmente es utilizado para reducir la tanicidad en tintos fuertes como el Cabernet Sauvignon, al añadirlo al producto en el barril los taninos más intensos de hunden y después son removidos.

Gelatina

Derivado de los cartílagos y huesos de los animales es utilizada en vinos tintos y blancos. En el vino tinto ayuda a reducir los taninos, suavizando el sabor; en los blancos abrillanta el color y reduce las notas amargas finales.

Casíena

Esta proteína de la leche puede ser utilizada para clarificar los vinos y darles brillantez. También previene la oxidación. A veces se usa leche descremada para logarlo. Uno de los vinos que más lleva caseína es el Sauvignon Blanc —así es como consiguen que sea tan claro—.

Colapez

Este clarificador viene de la vejiga natatoria de varios pescados. Lo usan para intensificar los tonos dorados y remover los sólidos.

Aunque estas sustancias no aparecen en la etiquetas, los vinos vegetarianos y/o veganos usualmente tienen un sello que especifica su distinción. Igual siempre es bueno preguntar en la tienda o restaurant.

Fuente: https://foodandwineespanol.com/sabias-que-no-todos-los-vinos-son-veganos/


=