17/10/2019

www.clarin.com

Boca Juniors lanzó los primeros vinos de alta gama del fútbol mundial..

El club acaba de presentar una nueva línea de tintos con su marca elaborados por una bodega boutique mendocina. Cómo son y cuánto cuestan.




Carmen Ercegovich para clarin.com
Que un club de fútbol tenga un vino​ con su marca no es novedad. Es una iniciativa de marketing bastante común no sólo en el país sino también en Europa. Los hinchas de equipos argentinos, españoles o italianos pueden conseguir con bastante facilidad su botella con el escudo o los colores que los hacen vibrar en los estadios. Pero si hablamos de la calidad de la bebida, es justo decir que la mayoría de estas producciones no apuntan a paladares exigentes sino más bien a quienes compran el vino como quien se lleva cualquier otro souvenir del club. Beberlo, en estos casos, es lo de menos.

Los tres nuevos vinos de Boca Juniors: República de la Boca, 1905 y La mitad +1.

Los tres nuevos vinos de Boca Juniors: República de la Boca, 1905 y La mitad +1.

El propio Boca Juniors​ ha tenido experiencias así en el pasado, pero ahora apuesta a otro tipo de producto: acaba de lanzar al mercado la primera línea de vinos de alta gama del club, elaborada por la bodega boutique mendocina Durigutti Family Winemakers. Aunque aún no hubo presentación oficial para la prensa, la cena anual solidaria que se llevó a cabo la semana pasada fue la ocasión para que 1.300 personas probaran el nuevo 1905, un exclusivo blend de Cabernet Franc, Petit Verdot y Malbec hecho con uvas de viñedos que datan de la misma época en que fue fundado el club. Cada una de esas botellas tiene un precio de venta al público de $ 2.500.

Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors, junto a los hermanos Pablo y Héctor Durigutti, responsables de la creación de los vinos del club.

Daniel Angelici, presidente de Boca Juniors, junto a los hermanos Pablo y Héctor Durigutti, responsables de la creación de los vinos del club.

El 1905 es el producto más exclusivo de esta iniciativa, que se completa con un Malbec 2017 de Luján de Cuyo llamado República de la Boca ($ 1.200) y el vino más accesible del lote, llamado Mitad +1, un Malbec más joven (añada 2018) con un valor de $ 500.

Mientras que los vinos del Barcelona FC (elaborados por la bodega Estancia Mendoza) se consiguen en Mercado Libre por $ 150 y los de River Plate (de Finca Agostino, con un valor de unos $ 300) ni siquiera están disponibles en la tienda oficial del club, la estrategia de Boca, mucho más ambiciosa, apunta a otro tipo de consumidor y otra forma de comercialización.

"Es el vino de gama más alta para para un club a nivel mundial", se jacta Héctor Durigutti, responsable enológico del proyecto junto a su hermano Pablo. La dupla comenzó a producir vinos en 2002 y en 2008 inauguró su bodega en Las Compuertas, uno de los distritos con viñedos más antiguos de Mendoza. Hoy producen etiquetas reconocidas con altos puntajes de críticos internacionales y exportan a Estados Unidos, Europa y Asia. Cuando en 2015 surgió el proyecto de hacer vinos para Boca, pusieron una condición: tenían que tener la misma calidad que el resto de sus producciones.

En el departamento de marketing del club estuvieron de acuerdo. La estrategia de Boca, aseguran, es posicionar la marca dentro y fuera del país asociándola a la innovación y a la calidad premium. Creen que motivar al hincha a comprar un vino de esta categoría puede ser un desafío, pero no les interesa la llegada a un público masivo sino a un determinado segmento que, movido por la pasión, sea capaz de invertir en un producto más sofisticado.

Así, los nuevos vinos de Boca no se conseguirán en las góndolas del supermercado, sino a través de algunas vinotecas seleccionadas en todo el país, en la bodega en Mendoza, en el sitio oficial de Boca y en la web de la empresa que los comercializa, Ksana Wines. Las botellas cuentan, incluso, con un holograma que impide la falsificación del producto.

"No queremos que nadie compre el vino para ponerlo en una vitrina, como un trofeo. Si bien por sus características son etiquetas con buen potencial de guarda, la idea es que quien compre los vinos los tome y los disfrute, por qué no, mirando un partido de Boca", dice Héctor Durigutti.

"El fútbol no ha producido etiquetas importantes en la historia", afirma el enólogo italiano Roberto Cipresso, reconocido winemaker internacional. "Hay futbolistas -como Messi- que tienen su vino o producen vino, en Argentina y en Europa, pero clubes que hayan hechos vinos importantes, que trasciendan, no", opina. Habrá que ver, entonces, si los xeneizes son capaces de cambiar el paradigma.

Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/boca-juniors-lanzo-primeros-vinos-alta-gama-futbol-mundial_0_rpzOY8cp.html


=