15/08/2019

www.losandes.com.ar

Vidrio o cristal ¿cuál es la mejor copa?..

Diferencias entre ambos materiales, la importancia de su elección a la hora de disfrutar un vino y cuáles son las tendencias.




Por Florencia Da Souza - Especial para Guarda 14

"Lejos de ser únicamente un recipiente, una copa de vino forma parte del placer de su disfrute. De ella depende que un determinado caldo se oxigene correctamente e, incluso, que mantenga su temperatura. Es precisamente la copa de vino la que hace que podamos acariciarlo. La que nos permite hacer que el tacto esté involucrado en ese ritual de descubrir qué se esconde en una botella. Una forma de disfrutar del vino con los cinco sentidos”, así comienza una nota referida al tema de copas en el sitio de la bodega española Carlos Serres

Un estudio realizado por científicos de la Universidad Médica y Dental de Tokio, Japón, ha demostrado que dependiendo del recipiente en el que se vierta el vino, su sabor puede cambiar notablemente. La geometría de la copa influye en el sabor del vino debido a que según como sea el recipiente, puede variar la distribución de la concentración de etanol que presenta el vino.

A través de este estudio, los investigadores analizaron los cambios que experimentaba el mismo vino en distintos recipientes y a distintas temperaturas. A una temperatura de 13ºC la concentración de etanol en una copa tradicional era inferior a la del resto de los recipientes.

Por la importancia que tiene la copa, su correcta elección no depende únicamente de cuestiones estéticas. Es más, el tipo de copa que se utiliza no es para nada secundario.

Tanto que, según el tipo de vino, es vital para su cata elegir la correcta. Hay una pregunta recurrente entre los amantes del vino: en lo que respecta a las copas de vino cuáles son mejores, ¿las copas cristal o las de vidrio?

Diferencias entre el cristal y el vidrio

Para empezar -continúa la nota-, es importante comprender qué es exactamente el cristal. El cristal es, en realidad, una roca natural. Una que únicamente puede encontrarse en la naturaleza. Con estas pistas, está claro que el uso del cristal que conocemos no tiene esa procedencia. Y es que el cristal que suele utilizarse para las copas o vasos es, correctamente denominado, vidrio plomo o vidrio óptico. O, lo que es lo mismo, copas elaboradas con un vidrio de mayor calidad.

Es en ese componente en lo que radica la diferencia entre el cristal y el vidrio. Las copas de cristal incluyen este elemento químico como parte de su elaboración, mientras que el vidrio no lo hace.

Si hemos de elegir entre las copas de cristal y las copas de vidrio, no hay duda: las de cristal son la elección perfecta. Y no porque sea una imposición, sino, más bien, porque hay un buen número de razones para que así sea.

Para empezar, las copas de cristal son mucho más brillantes. Algo a tener en cuenta a nivel estético pero, también, para mejorar el disfrute de la experiencia. Sumado a este aspecto, hay otro clave: su transparencia. Al ser perfectamente incoloras, son las idóneas para entregarnos al arte de la cata de vinos. El cristal tiene, además, la capacidad física de refracción y dispersión. Una característica que, a efectos prácticos, nos permite utilizar la copa como un auténtico prisma.

Además de esto, hay un par de aspectos de este material que convierten las copas de cristal en las compañeras perfectas del vino. No sólo porque su tacto mejora el momento de la cata, gracias a ser sumamente finas y delgadas. Además, este tipo de material es ideal para acumular durante más tiempo los aromas del vino.
 

Copas de cristal

Las copas de cristal contienen óxido de plomo, lo que hace que sean más delgadas.

Ventajas: el cristal es más poroso; esto permite poder apreciar mejor los aromas que se desprenden del vino. Al ser más delgadas ayudan a conservar la temperatura del vino, impidiendo que se caliente rápidamente.

Desventajas: la principal desventaja es su delgadez. Las copas de cristal se rompen con facilidad al lavarlas. Por otro lado, el costo de las copas de cristal, varía según el grosor, si son sopladas y elaboradas a mano.

Copas de vidrio

Más gruesas y sin contenido de plomo, una característica que las hace más gruesas.

Ventajas: el costo de una copa de vidrio es mucho más bajo que el de una copa de cristal y son mucho más resistentes que las de cristal.

Desventajas: su grosor hace que no conserve la temperatura del vino, e impide la percepción de sus aromas. El vidrio no permite una adecuada apreciación del vino.

Fuente: https://www.losandes.com.ar/article/view?slug=copas-de-vidrio-vs-copas-de-cristal


=