25/02/2018

www.losandes.com.ar

La Vendimia, ¿una fiesta para los turistas?

"La Fiesta de la Vendimia ya no es la fiesta de los trabajadores". "La Fiesta de la Vendimia es sólo para el turismo". "¿Cuánto gasta la provincia para organizar esta Fiesta y cuánto recupera con el turismo?"...




Por Alejandra Vargas - [email protected] losandes.com.ar

Son preguntas que he escuchado sistemáticamente desde hace por lo menos 15 años. Y aunque entonces también escuchaba voces en contra de la elección de la Reina de la Vendimia, ahora -en medio de tantas opiniones sobre la cosificación de la mujer- el debate se ha extendido aún más.

Vamos por parte...

Sobre el primer aspecto, “una fiesta sólo para turistas”, vale recordar que siempre fue así. Hemos estado leyendo en las Aristas Vendimiales (que Los Andes publica con el aporte de investigadores del Incihusa-Conicet) que este festejo nació como necesidad de fomentar la industria.

Diario Los Andes reflejaba los alcances del decreto 87 firmado por el gobernador Guillermo Cano para instituir la Fiesta de la Vendimia de la siguiente manera (tal como publicó en una nota el 12 de abril de 1936): “Tiene por principal finalidad la fiesta instituida por el Poder Ejecutivo -dice el decreto- suscitar el interés del país hacia la industria vitivinícola como el medio más eficaz de propender al fomento del consumo de nuestra producción, con cuyo cabe prever la afluencia de turistas a Mendoza y la concurrencia de enviados especiales de los principales diarios, invitados especialmente”.

Asimismo, se puede ver en las páginas previas al primer festejo que se envió invitaciones a los “presidentes de las sociedades extranjeras, representativas de países donde se celebra la vendimia”. A ellos, entre otros aspectos, se los invitaba a participar con números artísticos, trajes regionales, canciones y bailes. Y se les explicaba que “la Vendimia es en Mendoza símbolo del trabajo, además de fundamento del bienestar de la colectividad”.

No obstante, también era de interés de la gestión de Cano que la población mendocina participara. Por esta razón, declaró feriado aquel sábado 18 de abril y consiguió una rebaja de los pasajes ferroviarios: “Como colaboración al éxito de la Fiesta de la Vendimia, el Ferrocarril Pacífico ha dispuesto acordar rebajas ordinarias de ida y vuelta hasta la ciudad en todas las líneas... Esta circunstancia permitirá que los excursionistas que se disponen a visitar nuestra provincia con motivo de la Fiesta de la Vendimia puedan recorrer distintos lugares de nuestro territorio provincial”, decía Los Andes el 16 de abril de 1936.

Respecto del segundo aspecto, las reinas, aquella primera elección tuvo una modalidad diferente a la actual (aunque vale aclarar que esto no responde a si hay que seguir eligiendo una soberana vendimial).

“Uno de los números más importantes de los festejos es el de la coronación de la Reina de la Vendimia... Con anticipación debida, todos los departamentos procederán a elegir su reina, en un acto público. El sábado 18 del corriente, por la noche, la reina deberá concurrir al estadio del Club de Gimnasia, ataviada con un traje típico y acompañada por sus admiradores, quienes para sostener su candidatura de reina deberán exteriorizarlo con aplausos. Un jurado designado a tal efecto determinará esa noche cuál de las reinas departamentales ha sido más aplaudida y la coronará inmediatamente”, expresaba Los Andes y agregaba: “Cada una de las reinas departamentales recibirá un premio y otro superior, la Reina de la Vendimia”.

Fuente: http://losandes.com.ar/article/view?slug=la-vendimia-una-fiesta-para-los-turistas-por-alejandra-vargas


=