13/12/2017

www.elmundo.es/

¿Cuáles son los sabores de frutas en el vino?

Cuando se describe un vino, se utilizan palabras y frases tales como, peso o cuerpo, la acidez o el sabor punzante, el calor del alcohol, los taninos que hacen fruncir los labios y un vino bien equilibrado.




Para dar con los vinos que nos gustan, consideremos los sabores que encontramos en el vino y algunos ejemplos de vinos con estos sabores. Son sabores que no se saborean de forma aislada ya que los vinos de calidad a menudo son bastante más complejos en su naturaleza. Los sabores cítricos frescos se encuentran en muchos vinos blancos bien elaborados. Al igual que ocurre con las frutas cítricas como la lima, la naranja o el limón, los vinos con estos sabores también se caracterizan por su refrescante acidez. Los más claros ejemplos son las variedades de uva como Sauvignon Blanc de Nueva Zelanda y el valle del Loira en Francia, Verdejo de Rueda en España o un Chardonnay de Chile.

Los sabores de piña y frutas tropicales le otorgan al vino un gusto dulce aunque esté seco. Es el caso del Riesling australiano o un Chardonnay de un clima más cálido. Los sabores de manzana verde generalmente se asocian con vinos que tienen una intensa acidez. Las variedades de uva como Grüner Veltliner de Austria y el Albariño de Galicia tienen estas características.

Los sabores a cereza a menudo se encuentran en los vinos tintos. La uva italiana Sangiovese, que se usa para hacer Chianti, es un buen ejemplo. La fresa y la frambuesa son sabores que a menudo se asocian con la uva española Tempranillo. Desde un modesto y juvenil Tempranillo de La Mancha hasta un Ribera del Duero más selecto, estos son los sabores que deberían brotar de su copa. La variedad de uva Gamay de Beaujolais en Francia también destaca por estos sabores. Las bayas rojas de verano también se encuentran en los vinos Rosé elaborados con Bobal de Valencia o de Tempranillo y Garnacha del norte de España o el sur de Francia. Los sabores a moras maduras son característicos de los vinos elaborados con las variedades de uva Cabernet Sauvignon de Burdeos en Francia y Syrah del Ródano en Francia o Australia del Sur.

Si la etiqueta indica que el vino ha sido 'envejecido en barricas de roble nuevas', encontrará sabores a tostado, coco, mantequilla y un ligero toque a especias. Los vinos blancos más conocidos en esta categoría incluyen muchos Chardonnay de Australia. Mientras que si prefiere un vino tinto, un Rioja Crianza, por ejemplo, degustará estos sabores junto con otros a bayas rojas de la uva Tempranillo.

Por lo tanto, ya sea pidiendo un vino en un restaurante o leyendo la etiqueta en una tienda de vinos o online, busque vinos con un sabor que le guste. Lleva su tiempo y requiere muchas catas, pero hay un vino para cada gusto. Al prestar atención a los sabores de la fruta en el vino, podrá encontrar uno que le abrirá la puerta a este maravilloso mundo.

Mark O'Neill DipWSET es fundador de TheWinePlace.es y experto en vinos internacionales.

Fuente: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2017/12/12/5a2ffd7cca474130058b4675.html


=

Comentarios

Dickson Paez 2017-12-26

Interesante, sin duda profundizar mas sobre el sabor y olor de los distintos vinos es algo fantastico. Ref: https://cablevisionfibertel.com.ar/

Comentar