30/08/2017

www.vinetur.com

En Dinamarca el mercado del vino ya es mayor que el de la cerveza

En el año 2016, los principales países proveedores de vino por valor fueron Italia, Francia, Chile, España y Alemania. Los dos primeros con una gran diferencia frente al resto




Dinamarca, pese a ser un país de tan sólo 5,6 millones de habitantes, es un mercado interesante para el sector del vino ya que el consumo per cápita en 2016 se situó en 35 litros y las importaciones alcanzaron los 184,9 millones de litros, según datos del último informe de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Copenhague.

La cerveza ha sido tradicionalmente la bebida alcohólica más consumida pero, aunque por volumen en litros sigue siendo así, el valor del mercado del vino es mayor que el de la cerveza en la actualidad.

Al ser muy escasa la producción del país, prácticamente todo el vino consumido en Dinamarca es importado. Aunque el crecimiento del consumo en volumen, y por tanto de las importaciones, ha sido muy elevado en las tres últimas décadas, parece que se ha estabilizado en los últimos años.

Con todo, el vino ha pasado a ser un producto habitual en la cesta de la compra de una familia media danesa, lo que ha impulsado el consumo del vino de gama media.

En Dinamarca destaca un peculiar comercio transfronterizo de vinos motivado por el precio: consumidores daneses se trasladan a Alemania para comprar vinos y bebidas alcohólicas, al tiempo que consumidores de otros países escandinavos, especialmente procedentes de Suecia, se trasladen a Dinamarca a hacer lo propio. El 58% de los daneses que se desplazan a Alemania a por bebida, compran vino.

Es importante destacar que no existe ningún tipo de control estatal en los canales de importación o distribución, a diferencia de otros países nórdicos donde el sector de las bebidas alcohólicas está monopolizado al menos en alguna de sus fases de importación o distribución.

Por lo tanto, Dinamarca es considerada como la verdadera puerta de entrada al resto de países monopolísticos escandinavos.

En cuanto a los principales países exportadores al mercado danés desde hace tiempo tanto Francia como Italia siguen siendo líderes apoyándose en una fuerte imagen de calidad que les permite exportar vinos con un precio por litro muy superior al de sus competidores.

Importaciones de vino en Dinamarca por volumen

Importaciones de vino en Dinamarca por valor

Sin embargo, durante la última década se ha apreciado un fuerte aumento de las importaciones de vinos procedentes de nuevos mercados como, por ej. Chile, Australia o Sudáfrica.

Los consumidores daneses prefieren el vino tinto, el cuál ocupa una cuota de mercado de aproximadamente un 66% en valor y un 57,15% en volumen.

Por tipos de vino, hasta el año 2000 primaba el consumo de vinos tranquilos de calidad con D.O. sobre los vinos de mesa, pero estos últimos han ido incrementando su cuota de mercado con el paso de los años.

Importación de vino en Dinamarca por categorías

Dinamarca es un mercado abierto, lo que implica que el consumidor danés acepta innovaciones en forma y fondo (por ej. el vino en "bag in box" está creciendo mucho o los vinos con tapón de rosca son aceptados sin prejuicios) que aquellos países que poseen una cultura vitivinícola tradicional.

En cuanto a la distribución, las cadenas Coop Danmark, Dansk Supermarked y SuperGros acaparan el 74% de la cuota de mercado de vinos en 2016. El resto de canales de distribución lo forman las tiendas especializadas, el sector de la restauración y el sector duty-free.

En Dinamarca existe también la figura del importador de garaje, que es un importador de pequeño tamaño. El número de importadores de estas características supera las 1.000 empresas. Algunos de estos importadores garaje venden mayoritariamente por internet, canal cada vez más creciente.

Al ser miembro de la Unión Europea, Dinamarca acata toda la normativa comunitaria sobre protección de marcas, patentes y denominaciones de calidad. La publicidad del vino en Dinamarca sigue un código ético y está regulada por la "Ley de Marketing".

Dinamarca, el mercado donde el vino ya supera a la cerveza

El Reino de Dinamarca está integrado por Dinamarca, las Islas Feroe y Groenlandia. La extensión del país es de 43.094 km2 (excluidas las dos últimas), repartidos entre la península de Jutlandia (69% del territorio) y alrededor de 400 islas, 79 de las cuales están habitadas. Las islas más importantes son Selandia (donde se encuentra la capital), Fionia, Lolland, Falster, Langeland, Mon y Bornholm.

La población de Dinamarca es de 5.7 millones de habitantes, concentrados principalmente en las ciudades (85% del total). La mayor ciudad del país es Copenhague, con 1,26 millones de habitantes en el área metropolitana, seguida por Aarhus (316 mil habitantes -m.h.-), Aalborg (201 m.h.), Odense (192 m.h.), y Esbjerg (115 m.h.).

Se trata de un país estable política y socialmente, con una economía sólida que, aunque mejor que otros países europeos, también está notando los efectos de la crisis económica internacional. Tiene una de las rentas per cápita (48.870 EUR por habitante) más altas del mundo, el paro se situó en un 6,5% en octubre de 2016 y su sector exterior presenta un considerable grado de apertura (las importaciones y exportaciones representan prácticamente dos tercios del PIB del país).

El mercado del alcohol en Dinamarca se puede dividir en tres grupos: cerveza, vino y licores.

La cerveza es la bebida tradicional de este país. Su consumo es muy elevado y está muy extendido entre todos los grupos sociales. A pesar de ello, el fuerte aumento en el consumo de vino, en valor, en las últimas décadas ha hecho que el mercado de éste haya superado al de la cerveza.

Fuente: https://www.vinetur.com/2017082929261/el-mercado-del-vino-ya-es-mayor-que-el-de-la-cerveza-en-dinamarca.html


=