08/08/2017

www.losandes.com.ar

En el primer semestre los envíos de vino embotellado a EEUU cayeron 12%

Es el principal mercado para las exportaciones de vino embotellado. En seis meses este destino se deterioró fuertemente. Qué hay después del malbec.




Mientras hay preocupación por el ingreso de unos 55 millones de litros de vino tinto para ser vendidos en el mercado interno, lo cierto es que el principal destino de las exportaciones de vino embotellado da señales de alerta. Así lo indica un reporte del Instituto Nacional de Vitivinicultura, que muestra que durante el primer semestre las exportaciones de vino fraccionado a Estados Unidos cayeron 12% en volumen comparado con el mismo período pero del año anterior. 

Estados Unidos, durante los últimos diez años, ha sido clave en el desarrollo del negocio vitivinícola. De hecho, aporta más del 35% de la facturación y el 30% del volumen total exportado, seguido con Reino Unido que sólo capta el 12% de la facturación y el 16% del volumen. 

El informe del INV muestra que en lo que va del año se dejaron de exportar 3,8 millones de litros, lo que traducido en botellas de 750 cm significa unas 5 millones de botellas menos en tan sólo 6 seis meses.

En tanto, otro destino clave para los envíos de embotellados, sin duda, es Canadá, que también ha mostrado una tendencia negativa, pasando de 8.500.800 litros en el primer semestre de 2016 a 7.935.400 litros en 2017. 

Consultado sobre el tema, el presidente de Bodegas de Argentina y bodeguero, Walter Bressia, reconoció que hay un reacomodamiento en el mercado: "Lo que tradicionalmente vendíamos a 2,50 o 3,50 dólares FOB el litro, que se traducía en góndola en vinos de 7,99 a 9,99 dólares, hoy no lo podemos comercializar porque está prácticamente en la raya de la rentabilidad". 

Agrega: "Lo que estamos haciendo es vender en segmentos de precios más altos, quizás un menor volumen. A esto se suma que también como están en época estival y con altas temperaturas en Estados Unidos, se puede estar dando un escenario estacional".

Por su parte, Roberto de la Mota, titular de la bodega Mendel Wines, estimó que el negocio del vino en Estados Unidos, "en un principio estuvo traccionado por la novedad que fue el Malbec, como una cepa que ofrecía una excelente relación precio calidad, frente a los competidores, pero ahora en los segmentos bajos Argentina no puede competir". 

Según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino, la cepa emblema, en Estados Unidos, concentra más del 70% de los envíos, a lo que le sigue la variedad Cabernet Sauvignon y luego Chardonnay. 

Bressia admitió que "se desaceleró un poco el consumo de Malbec, pero realmente se sigue vendiendo, al tiempo que interesan otros cepajes como Cabernet Franc o el mismo Chardonnay, con grandes exponentes. 

Para Edgardo del Pópolo, de bodega Dominio del Plata, la situación en Estados Unidos está segmentada: los vinos por debajo de 30 dólares la caja de 12 botellas, "ya no tienen rentabilidad y han caído mucho sus despachos", en tanto los vinos de gama intermedia como gama alta, "son demandados y están muy bien posicionados". 

Ningún bodeguero escapa a la realidad que ha tenido el sector en cuanto aumento de costos y tipo de cambio poco competitivo en el tramo del año. No obstante, la segunda parte del año será determinante para el futuro de la industria. Es que si bien en el acumulado el semestre deja saldo negativo, lo cierto es que en junio las caídas han sido más leves. A esto se suma el reacomodamiento del tipo de cambio en julio, lo que da un respiro a los exportadores de vino fraccionado argentino.

Fuente:María Soledad Gonzalez - [email protected] para Diario Los Andes


=

Repunta el mercado de Brasil

El mercado de Brasil, que tuvo varios años relativamente malos para el sector, durante el primer semestre de 2017 ha dejado saldo positivo. Es que según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura, entre enero y julio de este año, se exportaron a este destino unos 7.988.500 litros, versus el mismo período de 2016 que dejó como resultado envíos por 5.916.000 litros. 

Al mismo tiempo, un dato publicado recientemente por diarios en Brasil, da cuenta de que los brasileños podrán comprar productos en los free shop, algo que permitiría colocar más vino argentino, ya que la carga impositiva para las bebidas alcohólicas en el vecino país son importantes y generan vinos caros.

=