15/06/2017

En el nombre del padre

Cientos de etiquetas tributo a fundadores de bodegas, figuras destacadas de la viticultura y viñedos emblemáticos. Hoy te contamos qué vinos argentinos fueron dedicados por los winemakers a sus padres.




para www.bonvivir.com

En nuestro país, como en todos los productores de vino del planeta, la cultura del vino suele rendir homenajes en etiquetas a quienes se convierten en piezas clave de la historia vitícola de cada región. Por otro lado para muchos es un sueño hecho realidad poder rendir tributo a sus antepasados con un vino que inmortalice su legado y trabajo. en vísperas del día del padre compartimos cinco historias familiares donde los hijos y nietos han decidido elaborar vinos para dedicárselos a sus progenitores.

Los Riccitelli. Jorge es uno de los winemakers más reconocidos del país. Con más de cuarenta años de trayectoria, los últimos 25 los pasó a cargo de Bodegas Norton donde logró convertirse en unos de los mejores enólogos del planeta además de uno de los más queridos por su personalidad y carisma. Matías es uno de sus hijos que luego de años como enólogo de Fabre Montmayou presentó su proyecto personal junto a su hermana Verónica donde elabora algunos de los vinos que marcan tendencia en la viticultura local. En 2014 finalmente cumplieron el sueño de elaborar un vino juntos que llamaron Riccitelli & Father, un corte que conjuga el perfil enológico tradicional del padre y también la visión innovadora del más joven del dúo. Un tinto de Malbec y Cabernet Franc expresivo y complejo.

Los Zuccardi. La historia vitícola de esta familia se remonta a 1963 cuando Alberto “Tito” Zuccardi plantó sus primeras viñas en Maipú. Así nacía La Agrícola empresa familiar que se convertiría en Santa Julia y más tarde sumaría una nueva bodega, Familia Zuccardi. A la visión de Alberto se sumó la habilidad comercial de José Alberto, su hijo que es mejor conocido como Pepe Zuccardi, quién llevó los vinos de la familia a cada rincón del planeta hasta convertir a este emprendimiento familiar en una de las bodegas más importantes del país. Hoy la conducción enológica está en manos de su hijo Sebastián mientras Miguel impulsa la elaboración de aceites de oliva y Julia, su hija menor, se encarga de las áreas de marketing y turismo. Hoy el legado de Don Alberto finalmente llegó a las etiquetas de la bodega como Tito Zuccardi, un tinto de corte innovador como el fundador de la bodega que Sebastián elabora con uvas de Paraje Altamira en la bodega que inauguraron en 2015. Pero la historia no llega hasta ahí, en breve se presentara al mercado José Zuccardi Malbec, vino con el que Sebastián ahora rinde homenaje a su padre y a su pujante tarea promoviendo el vino argentino en el mundo.

Los Catena. Nicolás Catena Zapata es una de las figuras más reconocidas de la vitivinicultura mundial gracias a su visión revolucionaria que cambió la imagen de los vinos de su bodega y del vino argentino a partir de la década de 1980. Pero su linaje vitícola se remonta a 1902 cuando su abuelo Nicola cultivó sus primaras viñas en Mendoza. Hoy la bodega cuenta con vinos que rinden tributo a su padre, Domingo Vicente Catena en las etiquetas DV Catena que se elaboran a partir de uvas de diferentes regiones y variedades. Por último, junto a su hija Laura, Nicolás presentó una etiqueta homenaje al fundador de la bodega, Nicola Catena, elaborado con uvas de Bonarda de la finca La Vendimia, un histórico viñedo familiar.

Los Domingo Molina. En Cafayate la tradición en parte del terroir. Allí existe un vino mítico, el Palo Domingo. Este mítico blend solo se elabora con las mejores cepas familiares con el fin de alcanzar la máxima expresión del terroir calchaquí. Hoy son Osvaldo, Gabriel y Rafael los encargados de elaborar este vino que es un dedicado a su padre y fundador de la bodega, el famoso Palo Domingo.

Gimenez Riili. Esta bodega esta signada por un legado familiar que data de finales del siglo XIX cuando Don Fernando Riili llega a Mendoza desde su Sicilia natal y unos años mas tarde Pedro Giménez Padilla desde Granada, España. Hoy luego de dos generaciones dedicadas a la vitivinicultura la bodega Giménez Riili esta a cargo de los cinco hijos de Eduardo Giménez y Susana Riili quienes homenajean este legado con sus vinos Padres Dedicados que buscan homenajear a su linaje vitivinícola centenario.

Fuente: http://www.bonvivir.com/2017/06/09/en-el-nombre-del-padre/


=