03/05/2010

Vitivinicultura

Crece la compra de malla antigranizo

Las empresas proveedoras esperan que tener una performance de alrededor del 30%. Hay excelentes oportunidades para obtener créditos o subsidios para lograr acceder a la instalación de malla.

Gabriela Malizia
[email protected]



Éste será un gran año para los fabricantes de malla antigranizo. Gracias a la gran oferta de créditos e incluso, de subsidios para su colocación y de la escalada en los precios del vino y de la uva, muchos productores se están convenciendo de que la inversión vale la pena.

Hablamos de inversiones que pueden rondar hasta $45.000 por hectárea de parral o de aproximadamente $15.000 para espaldero, montos inaccesibles para muchos, si tuviesen que pagar de contado. Sin embargo, la mayoría (80%) accede a la protección antigranizo mediante el Fondo para la Transformación y el Crecimiento, que ofrece un crédito hipotecario a tasa cero muy conveniente (Ver aparte).

María Eugenia Losada, presidenta de Agrinet S.A., el fabricante local que tiene el 70% del mercado de tela antigranizo, señaló que el año pasado, produjeron 24 millones de m2. Para graficar como está repartida la torta de mercado, señaló que "el crecimiento se fue dando de forma concomitante, con la importante reducción de la importación de mallas que pasó de 5,4 millones m2 en 2007 a 4,5 millones de m2 en 2008 y tuvo una baja significativa a 2,3 millones de m2 en 2009". Según Losada, el año pasado, la demanda rondó los 35 millones de m2 de malla antigranizo, por lo que, en conjunto, las otras cuatro fábricas argentinas en conjunto, tuvieron una inserción en el mercado de aproximadamente 9 millones de m2.

El boom de la demanda

Este año, Agrinet proyecta llegar a una producción de 32 millones de metros cuadrados de mallas antigranizo. "En superficie cultivada se han superado las 20.000 hectáreas protegidas con malla y ya se ha comenzado con la reposición de mallas de más de 10 años de colocada", explicaron.

Por su parte, Oscar Ferraro, de la empresa Tel Plast, espera la demanda ronde los 42 millones de metros cuadrados, sólo para Mendoza, por lo que la empresa planea duplicar su cifra de producción. "Tenemos dos años de bonanza por delante", pronosticó. "La demanda está creciendo mucho debido a los préstamos. La Coviar subsidiará a los productores y gran parte de ellos comprará tela antigranizo. También hay préstamos provinciales y nacionales muy ventajosos y el panorama es bastante alentador en instalación de este producto".

Para Ferraro, la producción que más demanda malla es el viñedo, concentrando las compras el Valle de Uco y la zona central de Luján y Maipú. En la zona Este, las compras de malla han sido para cubrir viñedos de Aspirant Bouchet (uva tintorera).

La impresión de Alfredo Calvente, de la empresa Beniagro SA, que comercializa en Argentina la malla fabricada por la empresa española Benitex, es que se vendió mucha malla para espaldero a muy buen precio, a raíz de la granizada importante en la zona de Tunuyán que afectó viñedos de Malbec.

El ingeniero Enrique Mora, de Textil Bol, coincidió, agregando que "el último año fue de muy buena recepción. En 2010, con los fondos especiales que están dando para los productores a través del BID y ante el incremento del valor del cultivo, definitivamente habrá más inversión. Se calcula que entre el 25% y 30% más que el año pasado. Estamos viendo la inversión en tela antigranizo en todas partes, desde General Alvear hasta Guaymallén", aseguró.

Precios: sube la materia prima

Prácticamente, todas las fábricas de tela antigranizo en Argentina tuvieron que subir sus precios por el alza en los costos del polietileno. Las subas oscilan entre 10 y 30%, dependiendo de la empresa.

Así, la malla de fabricación nacional ronda entre $0,98 y $1,05 el m2. La malla importada, en tanto, está en torno a los 38 centavos de dólar el metro cuadrado.

"Desde 2008, 2009 e incluso en lo que va de 2010, hubo un incremento significativo del tipo de cambio en pesos argentinos del dólar estadounidense del orden del 30%, que se agrega a una fuerte recuperación del precio en dólares del polietileno que pasó de U$S 1.300 en noviembre de 2009 a U$S 1800 en abril de 2010. Este fuerte incremento, que se potencia por la devaluación del peso y que representa más del 80% del costo en pesos de la materia prima, no ha tenido un correlato en el precio de la malla que ha aumentado sólo un 30%", señaló Losada.

Para Agrinet, que comercializa el metro cuadrado de malla en torno a los $ 0,98, (esto no incluye costos de instalación), "el incremento de costos internos en el orden del 25 al 30% (salarios, energía y otros) implicó para la empresa, reducir ganancias por unidad de producción. Se hizo imprescindible plantearnos un incremento de la productividad, que lograremos con la inversión que estamos desarrollando en una segunda línea de extrusión de hilo y más telares que llevarán, nuestra capacidad de producción a 32 millones de m2".

Colocar malla en una hectárea de espaldero cuesta entre 13.500 y 15.000 pesos. Ferraro de Tel Plast explica que "los valores aumentaron en el último año.  La tela que anteriormente estaba en torno a los 92 centavos el metro, aumentó entre un 12% y 15%, relacionado con los incrementos en el polietileno de alta densidad. El año pasado, la materia prima aumentó un 40% y trasladamos los precios un 20%. Hoy, nuestro precio por metro cuadrado está en el orden de los $1,05. Tenemos algunos centavos de diferencia con otras fábricas porque debemos pagar flete a Mendoza".

Mora (Textil Bol) afirmó que el precio actual de la malla antigranizo no refleja los aumentos en la demanda. "Los incrementos se dieron por costo de materia prima, que subió entre 5 y 8% este año. En nuestro caso absorbimos buena parte de la suba y hoy comercializamos el metro cuadrado a $1, pero existen distintos valores en el mercado".

El impacto de los créditos

La coincidencia sobre este punto es plena. Sin los créditos del Fondo para la Transformación, sería escasa o nula la superficie cubierta con malla.

Losada enfatizó que la histórica intervención del Fondo y la disponibilidad de otras fuentes de financiación para el sector, "han sido vitales".

"Siempre decimos que después de la histórica tormenta en San Rafael de diciembre de 1994, las únicas plantaciones que quedaron en pie fueron las pocas protegidas por mallas. Allí nació el crédito del Fondo con tasa cero para San Rafael, que luego se extendió al resto de la provincia. Aumentó la oferta y la demanda se consolidó con los aportes del Fondo", dijo.

Contundente fue también la respuesta de Calvente de Beniagro sobre este punto. "Sin recurrir al Fondo, es muy difícil hacer algo. Allí brindan el mejor crédito del mundo a tasa fija y en pesos. Se hace con hipoteca prendaria y tiene 95% de recupero. Normalmente, se paga en dos cuotas como mínimo".

Para otorgar los créditos, el Fondo hace un informe técnico previo y luego por resolución decreta el préstamo. El límite del crédito lo da la garantía prendaria que ofrezca el productor.

Mora añadió que "los créditos están dando respaldo al producto y están mejorando la competitividad, sobre todo para los productores chicos. El 80% compra con crédito del Fondo y el resto lo hace vía banco y fondos personales".

*Esta nota fue publicada en el suplemento FINCAS de Diario Los Andes.

Gabriela Malizia
[email protected]

=
Colocar malla en una hectárea de espaldero cuesta entre 13.500 y 15.000 pesos.

Colocar malla en una hectárea de espaldero cuesta entre 13.500 y 15.000 pesos.

=

Crédito del Fondo para la Transformación

El monto a financiar a cada postulante no podrá superar los siguientes valores por hectárea de superficie a cubrir:

  • Grembiule a 2,5 m entre hileras, hasta $ 7.000
  • Parral a 2,5 m. por 2,5 m, hasta $ 20.000
  • Frutales a 5 m entre hileras, hasta $ 17.000
  • Viveros y/o cultivos hortícolas, hasta $ 14.000

Para el postulante que requiera hasta 10 hectáreas: los intereses se calcularán a una Tasa Nominal Anual de Cinco por ciento (5% T.N.A.). El plazo de gracia y amortización no deberá superar los cinco (5) años.

Para el postulante que requiera financiamiento para mayor superficie o mayor plazo a los expresados en el párrafo precedente, los intereses se calcularán a la tasa de interés variable nominal anual equivalente al 50% de la tasa de interés nominal anual variable vencida en pesos de la cartera general del Banco de la Nación Argentina.

Más información: http://www.fondotransformacion.com.ar/lineas.html