29/10/2009

Importación de Chile

El mercado de vinos está revolucionado

Ya ingresaron al país 500.000 litros de vinos de Chile. Esta semana, los precios encontraron una meseta y los tenedores, tímidamente han salido a vender. Se espera que ingresen 30.000.000 litros en total.

Ma. Soledad Gonzalez
[email protected]



El mercado de vino de traslado sigue convulsionado, tras la noticia del ingreso de vino de Chile para abastecer los tenedores de vino han comenzado a dar las primeras señales para vender vino, pero los precios siguen altos.

Según datos confirmados del Instituto Nacional de Vitivinicultura al país, hasta el cierre de esta edición, entraron un promedio de 500.000 litros. Sin embargo se prevé que las grandes fraccionadoras de vino de Argentina (RPB, Peñaflor y Fecovita) alcancen una cifra cercana a los 30 millones de litros, lo representa alrededor de un 2% del mercado.

Los datos de Bolsa de Comercio de Mendoza sobre las operaciones realizadas el 26, 27, 28 de octubre muestran que los precios promedios para los tintos se encuentran entre $1,96 y $2.11. Esto se condice con el mercado, en donde dependiendo de las unidades de color, los comisionistas hablan de un precio que rondaría entre $2.00 y $2.30.

Los datos del INV muestran que en el trabajo técnico el stock de vinos tintos llega un mes. Uno de los datos a tener en cuenta es que todos los años, cuando se llega mayo quedan en stock 2 millones de hectolitros de vino que están en manos de terceros.

No todo el vino que calcula el INV como stock está disponible, ya que dentro de las existencias figuran los vinos guarda, vino que no son de guarda pero que están esperando en frigoríficos la salida al mercado, vinos que no tienen el grado alcohólico necesario y vinos autobloqueados por una cuestión de calidad, además de una cantidad importante de vinos en propiedad de terceros que no viven de la vitivinicultura, donde la determinación de venta depende de otros factores.

Consultado sobre el tema, el gerente de Bodegas de Argentina, Juan Carlos Pina sostuvo que "la importación de vinos de Chile, responde a una realidad: no se está consiguiendo una oferta a precios razonables. Aunque el volumen no va modificar mucho el mercado, es un llamado de atención para los tenedores de vino en el país".

La situación actual se parece a la que surgió en noviembre de 1992 cuando tras una fuerte helada se debió importar vino de Chile para sostener la demanda. En aquel momento la operatoria realizada por las bodegas no alcanzó el 1,5% de todo el mercado de vinos.

El precio del vino puesto en Mendoza rondaría los 45 centavos de dólar. Se presume que el vino importado es tanto para exportar como para el mercado interno para responder a demandas concretas de diferentes empresas pero no se cree que mueva mucho la aguja del mercado local.  

"La noticia de la importación de vinos de Chile ha apaciaguado un poco el mercado, ya que la mayoría de los tenedores estaba especulando con el tema de la helada y todos estaban esperando a noviembre para vender. No había vino en el mercado y se estaba desabasteciendo, hay gente que guarda la cosecha y no vende. Históricamente, el precio del vino en años como éste tiene un pico de precio en octubre, baja un poco en noviembre y diciembre y vuelve a levantar en enero. De todas formas hay que ver como sigue el tema climático para saber como va a influir la nueva cosecha".

Ma. Soledad Gonzalez
[email protected]

=

"Estamos evaluando"

Ésta fue una de las declaraciones que hizo el gerente de Producción de Fecovita Mario Egea. Esta empresa ya tiene comprometidos en Chile 14 millones de litros de vino para importar a nuestro país.

El ejecutivo de la empresa destacó: "estamo evaluando la importación de vinos semana a semana y estamos viendo qué pasa con la oferta local que es prácticamente inexistente". 

Agregó: "entiendo al productor, pero tambien las empresas. Tenemos una demanda que hay que abastecer, que se caiga un punto el mercado de vinos interno es perjudicial para toda la industria y no podemos permitir que esto pase. Perder puntos de mercado es un camino sin retorno".

Desde la empresa aseguraron que día a día están evaluando la situación actual y que prevén un mejor panorama cuando la época de amanezas de heladas haya concluido, aunque la oferta de vinos en el mercado no es fluida.

=