22/09/2009

Mercado laboral

Cautela a la hora de incorporar personal

Por la caída de ventas, las bodegas pusieron bajo la lupa sus gastos hasta ver nuevas señales. Los responsables de Recursos Humanos aseguran que la tendencia se irá revirtiendo en forma positiva.

Laura Saieg
[email protected]



El mercado laboral ha sufrido grandes cambios desde que la crisis económica se hizo sentir. El primer trimestre del año presentó un panorama bastante oscuro para el sector vitivinícola, donde se activaron despidos y suspensiones. Si bien la situación de las bodegas está cambiando, éstas son mucho más cautelosas a la hora de tomar personal.

En este sentido, Carlos Caselles, presidente de Master Consulting, mencionó que, a comparación del año pasado, la incorporación para el área de fraccionamiento se ha frenado, retrayéndose un 15%. Esto se debe a que "las bodegas están optimizando sus stock y fraccionan con su personal fijo".

Por su parte, Gonzalo Aguado, director de la sucursal Maipú de Adecco, destacó que "al igual que en otros sectores, en los últimos meses, las bodegas han visto disminuida la cantidad de trabajo. En el marco de este escenario económico, uno de los factores que ha influido es el retraso de las actividades de fraccionamiento. Estamos registrando que los puestos más afectados han sido los operarios de esta área". Agregó, que "no se trata de una tendencia atípica en un escenario de crisis. En general, la incertidumbre de las empresas hace que algunos planes se retrasen y se activen tardíamente".

Por otro lado, Andrés Sáenz, gerente de sucursal de SESA Select, indicó que desde la empresa perciben dos realidades de acuerdo al tamaño del establecimiento. "Las grandes bodegas no han parado de fraccionar, manteniendo los mismos niveles que el año pasado. Por el contrario, las bodegas más pequeñas o aquellas que han tenido dificultades debido a la crisis, han optado por efectivizar su personal, reducir la planta de operadores temporario o recurrir a otras alternativas de ajuste de costos", indicó.

En coincidencia, Diego Cevinelli, gerente general de Eficiencia Empresaria, señaló: "Haciendo una comparación hasta agosto, aquellas bodegas que tienen una estructura más chica han contratado hasta un 50% menos de personal que el año pasado, mientras que las más grandes han tomado hasta un 20% más que en 2008".

En el caso de Manpower, Fernando Podestá, director de la región Sur, dijo que la tendencia está marcada por una menor cantidad de horas trabajadas. Sin embargo, comentó que según "la última encuesta de expectativas de empleo, Cuyo tiene una expectativa neta de -1%, lo que implica una mejora con respecto al trimestre anterior, pero un disminución del 15% en relación al cuarto trimestre del año pasado. En función de estos datos podemos decir que la demanda bajó pero que comenzará a recuperarse para fin de este año". Remarcó que una de las principales causas de la estaticidad y caída de la demanda laboral está dada por la falta de inversiones. "En el último tiempo, el motor de las incorporaciones fueron los nuevos proyectos vitivinícolas o inversiones que requerían mano de obra. Hoy el problema radica en el bajo nivel de inversión de nuevos capitales, generadores de esa demanda", recalcó.

El futuro del mercado laboral vitivinícola

Debido a la crisis, muchas empresas se vieron obligadas a suspender o despedir parte de su personal. Esta realidad se ve reflejada en las estadísticas presentadas esta semana por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). Según los resultados de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), la tasa de desempleo en Mendoza creció en el segundo trimestre del año (abril, mayo y junio), un 87.2%, pasando de 3.9% en 2008 a 7.3% en 2009. En relación al primer trimestre de este año, el desempleo pasó de 5.8% a 7.3%. En todo el país, la desocupación alcanzó el 8,8% en el segundo trimestre de 2009, casi un 1% más que en el mismo período del año pasado.

A pesar de esta situación, la vitivinicultura parecería enfrentar otra realidad. Según los responsables de Recursos Humanos entrevistados por FINCAS, el mercado laboral en las empresas del vino mejorará gradualmente.

Según Podestá, las bodegas han podido hacer frente a la crisis, debido a su capacidad de adaptación en momentos difíciles. "Creo que de a poco las empresas retomarán el curso habitual de las actividades, lógicamente manteniendo una política de ajuste de gastos y sin realizar erogaciones desmedidas o injustificadas", subrayó.

Por su parte, Aguado dijo que en general, se espera una situación similar a la que se viene observando, "una demanda lineal sin muchos picos de solicitudes".

Siguiendo esta línea, el presidente de Master Consulting se mostró optimista y destacó que al parecer, el panorama que se venía observando cambiará positivamente, acentuándose recién el próximo año. Consideró además, que más allá de que algunas empresas reaccionaron frente a la crisis reestructurando sus cuadros de mandos medios y personal de base, la mayoría ha retenido los mejores talentos, prescindiendo del personal menos estratégico. Del mismo modo comentó que la mejor estrategia de una empresa es fidelizar a la fuerza de trabajo crítica para el negocio. "Hay que tener en cuenta que cuando el ciclo de baja económica se reactive, las empresas necesitarán de su personal clave para continuar siendo competitivas en el nuevo contexto", afirmó.

Personal temporario, una tendencia en aumento

En la actualidad, en varios sectores y sobre todo en el vitivinícola, crece la demanda de personal temporario. Según el director de la sucursal Maipú de Adecco, este modelo de contratación permite a las compañías flexibilidad a la hora de encarar proyectos. Fernando Podestá explicó que "debido al escenario complejo al que estamos sumergidos, muchas empresas no pueden asumir costos fijos de personal estable. Por eso, la modalidad de personal temporario es muy útil a la hora de iniciar proyectos a corto y mediano plazo específicos".

Sáenz estimó que crecerá la demanda de personal temporario, pero no por efecto de la crisis, sino como respuesta a la necesidad de personal que genera el crecimiento del sector vitivinícola. "Además, de a poco los empresarios están reconociendo los beneficios económicos de la tercerización, convirtiendo los costos de algunos servicios históricamente fijos en variables", destacó.

Finalmente, Caselles indicó que "esta tendencia se debe, principalmente, a la velocidad e imprevisibilidad de los mercados, así como también a los cambios macroeconómicos, políticos y legales del país. Esto hace que los compromisos de las empresas con las personas sean cada vez más cortos, pero más seguros, teniendo una mayor claridad de costos". 

*Esta nota fue publicada en el suplemento FINCAS de Diario Los Andes.

Laura Saieg
[email protected]

=

Comentarios

Francisco Carpio 2009-09-25

Este valor es correcto? Mendoza creció en el segundo trimestre del año (abril, mayo y junio), un 87.2%,

Comentar
El primer trimestre del año presentó un panorama bastante oscuro para el sector vitivinícola.

El primer trimestre del año presentó un panorama bastante oscuro para el sector vitivinícola.

Expectativas negativas para Cuyo y Patagonia

Esta semana, Manpower dio a conocer los resultados de la Encuesta de Expectativas de Empleo, donde se revela que las intenciones de contratación de los empleadores argentinos empiezan a mostrar leves signos de recuperación.

Según los resultados, para el cuarto trimestre de este año, la mayoría de los empleadores encuestados no planea modificar su plantel (77%), mientras que un 12% proyecta realizar contrataciones y 9% despidos. El resultado es una expectativa neta de empleo positiva del 3%, 6 puntos porcentuales mayor a la del trimestre anterior, aunque  16 puntos porcentuales menor que en el mismo trimestre de 2008.  Sin embargo, las perspectivas de los empleadores de la zona de Cuyo y de la Patagonia se mantienen bajas por tercer trimestre consecutivo, con valores de -1% y -2% "Los resultados de la encuesta parecen indicar que la región Sur de nuestro país todavía debe enfrentarse a las secuelas de una crisis internacional que ha provocado gran incertidumbre y retracción en los mercados. Las regiones Patagonia y Cuyo muestran intenciones de contratación negativas y poco optimistas, con una leve tendencia a una paulatina recuperación", afirmó Fernando Podestá, director de la región Sur de Manpower.  

=