25/06/2009

Mercado interno

El consumo del vino cayó un 5% en el primer cuatrimestre

El descenso en el mercado interno se vio potenciado por el derrumbe del tetra y vinos de $ 3,50 a $5,25. La buena noticia es que las botellas hasta $24 crecieron 14%, lo que demuestra el cambio de conducta del consumidor. Los datos se desprenden de la auditoría de CCR.

Laura Saieg
[email protected]



El consumo total de vino en el mercado interno cayó en el primer cuatrimestre del 2009 un 5%, comparado con el mismo periodo del año pasado. Sin embargo, en facturación hubo un incremento del 25%, experimentando un crecimiento en todos los segmentos de precios. Estos datos se desprenden de la auditoría encargada por el Fondo Vitivinícola a la consultora CCR.

Sergio Villanueva, del Fondo Vitivinícola, explicó que "hay una fuerte recuperación del precio del vino. Esto permite visualizar que luego de varios años la facturación del mercado de vinos crezca más que la media del mercado". En otro sentido, mencionó que "el consumo de vino por color y varietal se muestra estable, sin cambios importantes".

En cuanto al panorama a futuro, Villanueva dijo que dependerá de cómo siga la economía del país. "Las bodegas deben seguir enfocándose en la relación precio - calidad. Desde las entidades estamos trabajando para mejorar la promoción del vino, tanto en el mercado interno como externo. En momentos como este, la difusión es lo más importante".

Números del mercado interno

Según destaca el informe, la importante recuperación del precio del vino permite que luego de varios años, la facturación crezca más que el mercado food. De esta manera, empieza a mostrarse más desaceleradamente el avance de las líneas de alto precio vs. las de bajo precio.

En este caso, el vino en tetra brik, si bien no muestra avance en los volúmenes, sino al contrario retrocediendo un 6%, sí lo ha hecho en valores, creciendo un 29% en facturación. En cambio, las botellas de hasta $3,50 mostraron números positivos en valor (15%), cayendo 7% en volumen.

En el caso de los frizantes, la tendencia destaca una desaceleración, mientras que en facturación el crecimiento fue del 22% más durante el primer cuatrimestre del año pasado.

Dentro de todas las gamas, la que mayor crecimiento tuvo fue la del precio promedio alto ($12-$24), un 14%; luego los de más de $24, con un 13% y los de $10 a $12 un 12%.

Según explicaron los responsables de ventas consultados por FINCAS, el mercado interno se ha estabilizado. Luego de dos meses, enero-febrero, bastante complicados y con retracciones en los envíos, la industria se ha reactivado.

Diego Masi, jefe de ventas de Finca La Chamiza, contó que "las ventas en la bodega se activaron. Creíamos que iba a ser un año muy atípico, con caída tanto en el mercado interno como de exportación, sin embargo hoy la tendencia es positiva". Y agregó que "lo que notamos es un cambio de mix. El año pasado contábamos con mayores ventas en las líneas más altas, pero ahora la demanda se ha visto focalizada en las líneas más económicas".

Ana Amitrano, gerente comercial de Bodega Familia Zuccardi destacó que las ventas se han afianzado. "Sin embargo el mercado ha cambiado y la participación de los canales no es igual. Las ventas en los supermercados han crecido, mientras que las compras en los negocios minoristas cayeron. En las vinotecas vemos que se ha mantenido y los restaurantes son los principales perjudicados. Se vive en cuerda floja ya que tanto el on-trade como el off-trade trabajan sin stock, antes hacían un pedido al mes, ahora dos o tres. Esto no nos permite planificar mucho hacia el futuro".

En este caso, también es remarcable el cambio en el portfolio de productos. "Los consumidores están volcándose hacia vinos más económicos, porque el bolsillo cambió", resaltó Amitrano.

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

Laura Saieg
[email protected]

=