25/06/2009

Jose Manuel Ortega, dueño de O.Fournier

"Argentina es el país más importante para nosotros"

En Francia, en pleno desarrollo de Vinexpo, el dueño de O.Fournier, le contó a la periodista enviada de Día a Día del Vino su visión sobre la feria y su grata sorpresa por el furor que despiertan los vinos argentinos.

Gabriela Malizia
[email protected]



"Aunque se nota que hay menos gente en la feria, no hay que confundir cantidad con calidad, tal vez es mejor tener tres o cuatro reuniones al día que insignificantes. Gracias a Dios hemos tenido visitas de importadores de Alemania, Hungría, Tailandia, de Mistral de Brasil, es una oportunidad para recibir a todos los importadores en un mismo sitio", arranca Ortega.

- ¿Algún nuevo emprendimiento comenzará a partir de esta Vinexpo?

- Tenemos algo en carpeta que ya revelaremos, pero todavía no podemos hablar.

-¿Se cierran negocios en Vinexpo?

-No se cierran compras en la feria, pero se tienen reacciones posteriores. Cuando los clientes llegan a sus países y repasan sus notas, el salto en ventas es significativo. Lo importante de este evento es que la gente puede catar vinos en un buen ambiente, y discutir precios y condiciones.

-Fournier está en el stand de España y trajo vinos de su país, pero también de Argentina y Chile.

-Hemos enseñado toda la línea, la gama Urban, los Alfa, los O. Fournier, trajimos los vinos 2009. Argentina es el país más importante para nosotros, es el país con el que más reputación tenemos y con el que logramos más ventas. Por eso además de estar en España, estuvimos dando unas vueltas, visitando el pabellón de Wines of Argentina.

-¿En la próxima feria estarán en los dos lugares?

Por desgracia, los costes no dan. El Gobierno de España subsidia este lugar, lo cual nos facilita las cosas.

-¿Cuál ha sido en general la reacción de los consumidores con los vinos de O. Fournier?

-Ha sido impactante. La calidad de los vinos argentinos esta siendo reconocida. Mucha gente desconoce, cree que son vinos baratos, y cuando prueban un Alfa Crux Blend, un O. Fournier Syrah Malbec no pueden dar crédito que estos vinos vengan de Argentina. Nuestras gamas altas, por fortuna, se están vendiendo muy bien, ya que el que se gasta 200 dólares en un vino buscan otros productos muy buenos por los que a veces pagan un tercio de precio.

- ¿Ya Francia está sintiendo la presión de vinos del Nuevo Mundo, como Argentina?

- No es que lo hayan sentido. Clos de los Siete es un proyecto emblemático de lo que significa la presión de lo que ocurre en el mundo del vino. Nadie invierte a 14.000 kilómetros si no creen que ese proyecto tiene potencial. En lo particular, nosotros hemos considerado cada una de nuestras bodegas, como la más importante. Desde el primer día vimos Nuevo Mundo/Viejo Mundo no como una competencia, sino como una posibilidad de desarrollo. Es por eso que nos unimos a la ola y planteamos proyectos en países del Nuevo Mundo que pensamos que tienen tremendo potencial. Yo creo que es muy anecdótico, por ejemplo, que Cahors, la zona de Malbec de Francia, ponga su stand al lado de Wines of Argentina, lo que antes hubiese sido inaudito.

-¿Lo hicieron para colgarse de nuestra fama?

-Obviamente, el Malbec de cahors es insignificante en calidad y en volumen de lo que es el vino argentino.

Gabriela Malizia
[email protected]

=

"El Malbec de cahors es insignificante en calidad y en volumen de lo que es el vino argentino".