25/06/2009

Jägermeister: una bebida de culto que se posiciona en el mercado nacional




Jägermeister, reconocida bebida espirituosa de culto y cuyo nombre significa “Maestro de Caza”, es un licor a base de hierbas realizado con una fórmula secreta que permaneció inalterada desde que su creador -Curt Mast- la desarrolló en 1934 en Wolfenbüttel, Alemania. Debido a su exclusivo sabor, fue instalado dentro de la categoría de los “bitters”, aunque su gusto es inigualable al de otra bebida.

La cabeza de un ciervo con una brillante cruz (en referencian a la Leyenda de San Huberto) que posee la etiqueta de la tradicional botella verde de Jägermeister, logra que esta bebida tenga una intensa identidad visual, haciéndola reconocida mundialmente con solo observarla.

En 1960 Jägermeister comenzó a comercializarse en Bélgica, Luxemburgo, Holanda, Dinamarca, Estados Unidos e Italia, comenzando así a construir en forma sistemática sus exportaciones. En 1991, abarcó los mercados del centro y este de Europa, en 1994 estableció la marca en Australia y dos años después, en el Sudeste Asiático.

Dentro de la categoría de bebidas espirituosas producidas en Alemania, Jägermeister llega al top ten del ranking de Marcas Premium de Spirits, elaborado por la prestigiosa publicación americana IMPACT. El mismo se elabora en base a las marcas que registraron mayores ventas a nivel internacional.

Así, Jägermeister se posiciona dentro de las bebidas espirituosas premium de mejores ventas, ocupando el 10° lugar del ranking más prestigioso del mundo. Esta escalada la convierte en un nuevo player, compartiendo el TOP TEN con los grandes nombres de la industria como Smirnoff, Baccardi, Absolut y Johnnie Walker, entre otras.


=