25/06/2009

Hong Kong: enseñan a los consumidores sobre el vino como complemento de las comidas




En 2008 Hong Kong lanzó su apuesta de convertirse en un centro mundial del vino y, tras suprimir los impuestos que los gravaban, ahora da un paso más: enseñar a la población local cómo el vino, aparte del tradicional té, es el complemento ideal para la cocina china. "Los"dim sum" (el equivalente hongkonés a las tapas, sólo que tradicionalmente están destinados al desayuno) fritos, pueden ir muy bien con cava", dijo a Efe Nelson Chow, presidente de la Asociación de Sumilleres de Hong Kong.

El experto hongkonés es uno de los valiosos activos con los que cuenta Turismo de esa nación para promover este año la recién creada plataforma "Gastronomía y Vino" con la que esperan reforzar la imagen de la ciudad como una de las capitales culinarias del mundo, con la inclusión del festival "Cena y vino" a finales de año.

Para Chow, "los platos cantoneses se armonizan muy bien con algunos vinos muy añejos, tintos, maduros, como un Rioja", mientras que "la cocina shanghainesa va bien con un vino de Toro, por su poder, su estructura y al mismo tiempo por ser afrutado". Por su parte, "la cocina de Sichuan, muy picante, se mezcla muy bien con un blanco de Rueda con su acidez correcta y sabor afrutado que puede limpiar tu paladar y al mismo tiempo equilibrar el picante", dijo.

No obstante, de momento, "muchos vinos españoles se utilizan para cocinar, como se hace con los vinos chinos y suramericanos", explicó el experto.

Es más, a pesar de las armonías sugeridas por Chow, lo cierto es que las recomendaciones que se muestran en la página oficial de Turismo de Hong Kong para la plataforma de "Gastronomía y Vino" sólo hacen mención al vino de Rioja en una ocasión.

Argentina y Chile, grandes exportadoras de vino al territorio, se incluyen, si acaso indirectamente, entre la mención general de "vinos del Nuevo Mundo".

Sí se recomiendan abiertamente en ese listado vinos italianos como el chianti; los Chardonnays de California y Australia; alemanes secos, incluso el húngaro Tokaji, primando en todo caso los vinos franceses, ya sea para acompañar unas almejas fritas con judías y guindillas o un lechón asado cantonés.

El motivo para el presidente de la Asociación de Sumilleres es sencillo: falta educación sobre vinos españoles y latinoamericanos en Hong Kong, tanto en el frente profesional como en el del público en general. "Si se quieren promocionar bien los vinos de un determinado país en Hong Kong se necesita educar. Cuanta más gente sepa sobre un vino más gente va a beberlo".

El director de mercadotecnia de la Oficina de Turismo de Hong Kong, Kenneth Wong, explicó por su parte que este es un buen año para la cooperación entre todos los productores de vino y la ex colonia británica, después de que Michelin dedicara una guía a la ciudad y de que se eliminaran los gravámenes sobre el vino. "Con esta cooperación reforzada seremos capaces de dar más opciones de vinos de diferentes partes del mundo a los visitantes", dice.

Fuente: Elmundovino.com


=