11/06/2009

Nueva etapa

Niegan que el Grupo Moët Hennessy quiera desprenderse de los vinos tranquilos

El rumor de los cambios planeados por el grupo se escucha hace semanas. El nuevo director en Mendoza de Bodegas Chandon, Hervé Birnie Scott, asegura que la empresa en Argentina mantendrá todas sus marcas.

Gabriela Malizia
gmalizia@areadelvino.com



Bodegas Chandon empieza una nueva etapa, con una nueva gerencia general y nuevos lineamientos. Acorde a lo dicho la semana pasada por su flamante director, el francés Hervé Birnie Scott, entre los cambios que encara la empresa, propiedad del grupo Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH), no está el plan de desprenderse de las marcas de vinos tranquilos, tal como se rumoreó en los corrillos de la vitivinicultura en las últimas semanas.

"Queremos recalcar e insistir en nuestro pasado, quiénes somos y de dónde venimos que es de Moët & Chandon de Francia. No tenemos que perder la identidad, Moët Hennessy en Argentina tiene varias partes, todas pertenecen al mismo grupo, ninguna está rechazada, ninguna está al a venta, pero la joya de la corona son los espumantes, Chandon y Barón B. En tanto, Bodega Terrazas tiene su identidad y su gestión propia. Estamos tratando de separar para tener dos identidades fuertes, más que una débil. Además en Argentina hemos desarrollado Latitud 33, bodega que tiene también una identidad particular", recalcó el ejecutivo al ser consultado sobre los rumores de que el grupo podría desprenderse de algunas líneas de vinos.

Lo que el Grupo quiere ahora es diferenciar la marca Chandon (espumantes) de sus marcas de vinos. "Chandon es el resultado de 50 años de saber hacer, es el resultado de Moët & Chandon, que puso una bodega para hacer champagne y no para hacer vinos", explicó.

"Creemos haber comprendido que necesitamos salir a hablar de nosotros. Y tenemos que decir que la producción de champagne está antes que todo, y que Moët Hennessy tiene un portafolio amplio de productos", repitió.

¿Esto implica qué el mayor presupuesto de la empresa irá hacia la elaboración y promoción de los espumantes? No, asegura el gerente. "Se estableció un nivel de inversión muy significativo para realzar la marca Chandon, pero el presupuesto para los vinos no bajó. Las otras marcas, como Latitud y Valmont, mantienen también el presupuesto contemplado".

A la cuestión ligada a la intención de vender, Birnie Scott respondió: "Imposible. Moët Hennesy aquí es Chandon y todas sus marcas de vino. No queremos decir que estas líneas no sirven, por el contrario, estamos orgullosos de nuestras marcas".

Fuerte competencia en el segmento de vinos

Ante la pregunta de la fuerte competencia que se le plantea a la firma en Argentina, en particular en vinos tranquilos en su segmento de precios, admite que "con Latitud 33 nos hemos puesto en un segmento más alto para producir calidad, estamos en un segmento donde hay bastante volumen pero se puede competir". Esto implica que la marca que antes estaba en el segmento de los 12 pesos, ahora está en torno a los $18 o $19 en góndola. "Este es el segmento que nos permite hacer calidad", subrayó el gerente.

Actualmente el 90% de la producción de espumantes de Bodegas Chandon se consume en mercado interno y el 10% se exporta a otros países de América Latina (fuera de Brasil, donde también tiene su planta elaboradora).

Sobre el cambio de nombre

Pocos meses atrás llegó a las redacciones un comunicado de prensa donde se enfatizaba que el nombre del Grupo era Moët Hennesy y no Chandon. Esto, otra vez, respondía a la estrategia de separar a los espumantes y su marca, de los vinos dentro del grupo.

"Tal vez sea una forma muy apresurada decir que el nombre de grupo no Chandon, sino Moët Hennessy. Podemos decir que es un orgullo que la gente reconozca la marca como Chandon. Es cierto que necesitamos diferenciarlas, pero con los años, con el tiempo, se comenzará a modificar esta costumbre", opinó Hervé Birnie Scott quien ha vuelto a Mendoza después de varios años de permanecer en Europa trabajando para el grupo LVMH. Durante los dos últimos años estuvo en Francia ocupándose de las operaciones de champagnes, coñacs, vinos, whiskies y vodkas a nivel mundial.

En cuanto a la reciente noticia publicada por un diario americano, sobre la posible venta de la marca LVMH a un poderosa multinacional, lo negó rotundamente. "Siempre hay versiones de compra de grandes grupos por otros, pero este grupo no está en venta".

Plan de inversión

Consultado sobre los nuevos planes de inversión que tiene la firma Hervé Birnie Scott señaló que éstos son "a largo plazo".

"El actual se realizará a cinco años y el monto de inversión es de varios millones de euros. Uno de los planes es llevar la planta y capacidad de producción a tope, invertimos en depósitos, en una bodega nueva que estamos terminando de instalar, ubicada al Sur de la bodega antigua bodega de Chandon, dedicada a maceración de vinos para la línea Latitud 33. Incorporamos barricas para los vinos de alta gama, y seguimos cultivando viñedos e importando maquinarias de última generación".

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

Gabriela Malizia
gmalizia@areadelvino.com

Hervé Birnie Scott.

Hervé Birnie Scott.