04/06/2009

New York Wine Experience

Tres argentinos, junto a los mejores del mundo

Wine Spectator, una de las revistas más importantes del mercado estadounidense, organiza el New York Wine Experience. Este es un evento en donde los mejores vinos del mundo son invitados para ser degustados. Sólo tres bodegas argentinas fueron invitadas.

Laura Saieg
[email protected]



El magazine más importante de Estados Unidos organiza cada dos años el New York Wine Experience. Este año el evento, que cuenta con los vinos de más alto nivel del mundo, va a desarrollarse en octubre.

Una de las características que muestra el éxito de este evento es que los vinos que participan sólo pueden hacerlo con invitación; además, deben tener una alta puntuación (90 puntos o más). Este año tres bodegas argentinas van a presentar sus productos: Catena Zapata, O. Founier y Achával Ferrer.

Según explicaron los responsables de las bodegas, esta es una oportunidad en donde enólogo y propietario pueden sentarse y degustar los mejores vinos del mundo guiados por sus propios creadores. Además, es un espacio en el que se encuentran las mejores cosechas, bodegas, enólogos y vinos.

Marcelo Victoria, gerente Comercial de Achával Ferrer, comentó que en cuanto a calidad del público que asiste, el Wine Experience es uno de los más importantes; esto se debe a que la entrada excede, aproximadamente, los 1.200 dólares por persona. "Hay que tener en cuenta que los grandes nombres del vino están ahí todos juntos".

Además, Santiago Achával, propietario del establecimiento vitivinícola homónimo, dijo que "estar en New York es una excelente oportunidad para que la bodega incremente su visibilidad. Además, hacer probar nuestro vino a un selecto grupo de consumidores de alto poder adquisitivo, y altamente interesados en vinos de calidad. En este caso elegimos el Finca Bella Vista 2007, 95 puntos".

José Manuel Ortega, uno de los accionistas propietarios de la bodega O. Fournier, comentó que estar en este evento no significa sólo tener una puntuación de 90 y más, sino que se rige por una constancia en la calidad de los vinos. "El Wine Experience de octubre incluye a toda la aristocracia del vino a nivel mundial. Para nosotros es un honor ya que se trata de una de las revistas más importantes de Estados Unidos".

Por su parte, Alejandro Vigil, enólogo de Catena Zapata, dijo que para él este evento le cambió el panorama sobre el vino. En este lugar podés probar lo mejor de cada una de las bodegas, ves estilos, regiones, comparás varietales, ves nuevas tendencias, es una apertura que un enólogo tiene que hacer. Esto te cambia la perspectiva, y observás lo que están haciendo a nivel mundial".

Bodegas de Argentina en el Wine Spectator Grand Tour

El Wine Spectator Grand Tour es un evento enológico de gran importancia para las bodegas, ya que representa una ocasión para estar en contacto directo con el consumidor final.

El Tour se realizó durante mayo en tres ciudades norteamericanas: Atlantic City, Chicago y Las Vegas. En esta ocasión, hubo 213 bodegas invitadas de varios países; entre ellas participaron diez de Argentina: Achával-Ferrer, Bodega Colomé, O. Fournier, Trapiche, Catena Zapata, Cheval des Andes, Altos las Hormigas, Massi, Viña Cobos y Alta Vista.

Este evento se realiza cada año y para participar las bodegas deben ser invitadas. Los establecimientos se eligen luego de una selección de las mejores empresas vitivinícolas del mundo incluyendo nombres como Chateau Margaux, Mouton Rothschild, Lafite Rothschild, Haut- Brion, Caymus, Vega Sicilia, Gaja, Concha y Toro, entre otras.

De Argentina, José Manuel Ortega de O. Fournier comentó que presentaron su vino Alfa Crux Blend 2004. Este producto es, según explicó, un corte de 50% Tempranillo, 40% Malbec y 10% Merlot de viñas con una edad media de 42 años y provenientes en exclusiva del Valle de Uco. "Para nosotros es un orgullo inmenso poder participar de un evento como este, ya que sólo llegas allí con invitación. Esto significa que estamos haciendo un trabajo constante, de todos los años".

Alejandro Vigil comentó que a diferencia del evento organizado en New York, este está enfocado a consumidores masivos, y es mucho más multitudinario.

"La idea de este tour es recorrer diversas ciudades para que el consumidor no tenga que trasladarse, sino que el vino vaya a su ciudad. Mi experiencia personal demuestra que este evento te acerca a los consumidores, los podés conocer y saber qué es lo que están buscando", comentó el enólogo de Catena Zapata. Y agregó que "lo increíble es que este año hubo una gran expectativa por el Malbec, pero como variedad. Hay una "malbecmanía", pero no es moda, si no que es una cepa que ha llegado para quedarse".

Por su parte, Marcelo Victoria contó que este año hicieron degustar dos vinos: Quimera y Finca el Mirador. "Al ser un acontecimiento mucho más masivo, en donde la entrada es accesible, lográs tener experiencias positivas con el consumidor, descubriendo lo que les gusta".

Más allá de que Wine Spectator Grand Tour sea un evento multitudinario, el vino que se presenta debe ser de buena calidad y con un buen puntaje. Esto se debe a que la revista se caracteriza por comunicar la excelencia y calidad de los vinos de todo el mundo.

Laura Saieg
[email protected]

=
Una de las condiciones para que un vino sea seleccionado para participar es que tenga 90 o más puntos en los tasting de la revista.

Una de las condiciones para que un vino sea seleccionado para participar es que tenga 90 o más puntos en los tasting de la revista.