04/06/2009

Éxito internacional

Aplausos para el vino argentino

En los últimos concursos realizados en Europa, Argentina obtuvo grandes reconocimientos. Múltiples galardones obtuvieron los vinos argentinos en los recientes concursos realizados en Londres y Valencia. Se escuchan elogios de la prensa especializada.

Gabriela Malizia
[email protected]



Mayo cerró con una excepcional performance de los vinos argentinos en concursos y ferias internacionales. En la London Wine Fair - marco del Internacional Wine Challenge (IWC) y Decanter World Wine Awards- cosechó numerosos trofeos y medallas de oro. En Decanter donde se presentaron al menos 9.200 mil muestras de vino, Argentina ganó cuatro "Trophys", los premios más preciados.

Además, en el Concurso Mundial de Bruselas (Valencia) realizado a fines de Abril, nuestro país se alzó con 6 grandes oros y 14 oros, compitiendo contra 6.200 vinos y espumantes de 54 países.

"Decanter es un concurso muy duro, sólo un 2,8% de las muestras obtuvo medalla de oro, y se presentaron cerca de 10 mil vinos de todo el mundo. Se está viendo que Argentina está produciendo vinos muy competitivos a nivel mundial, y cuando participan de concursos, generalmente salen muy bien calificados", dijo Alejandro Panighini, gerente de exportaciones de Norton, bodega que ganó el Trophy con su blend Norton Privada.

La gran ganadora del mes fue Pascual Toso: obtuvo 2 oros y 4 medallas de plata en el IWC, un oro en Decanter y una Gran medalla de oro en el Concurso Mundial de Bruselas.

Julián Orti export director de la firma, enfatizó que "el éxito internacional es fruto del trabajo de muchos años de todos los sectores de la bodega y de nuestro consultor. Se ha trabajado una década en obtener vinos de gran calidad que puedan competir con los mejores del mundo".

Panighini sostiene que la clave del éxito es que Argentina está siendo constante con la calidad.

"Nosotros venimos creciendo en niveles de calidad, tratando de ser cada vez más competitivos; empezamos a trabajar con botellas livianas, ecológicas. A su vez, Los distribuidores le están dando más lugar a Argentina, esto impacta en los consumidores y a su vez las noticias son recogidas por la prensa, permitiendo que muchas marcas lleguen a oídos de consumidores. Hoy se está buscando mucho el valor por el dinero pagado, Argentina está en esa categoría".

Orti opina que hoy el mundo entero reconoce la calidad del vino argentino: "el Malbec ha permitido diferenciarnos en todos los segmentos. De todas maneras, como país, estamos mejor posicionados en Estados Unidos y México en términos de porcentaje de vinos de mayor precio. Las ventas por encima de los U$S 30 representaron el 70% del total en EEUU en el 2008".

Finca Flichman también volvió con varios galardones de los concursos internacionales, uno de ellos, la Gran medalla de oro del Concurso de Bruselas Finca Flichman Expresiones Malbec-Cabernet ($65), además de medallas para Misterio Cabernet Sauvignon, Dedicado, Paisaje de Tupungato, Paisaje de Barrancas y Gestos.

El gerente de Marketing de la empresa, Adrián Cura dijo sobre su éxito: "Creo que el slogan de nuestra marca Misterio puede sintetizarlo. Años de trabajo en silencio, con una permanente evolución desde el terroir, la uva, la vendimia sumado al trabajo enológico realizado por Luis Cabral de Almeida a la cabeza y su equipo. En nuestros vinos de siente el respecto por la variedad de uva, por el equilibrio, por la delicadeza. Son el resultado de un trabajo en aproximación con la naturaleza".

Puntajes y rotación

Le preguntamos a Pablo Ghiorzi Gerente de Exportaciones en Grupo Peñaflor para las Bodegas Finca Las Moras y Andean Vineyards, que volvió de Londres con el Trophy de Decanter para el OPI Malbec 2008 y un oro para Waxed BAT (Murciélago Lacrado) blend 2008 en el Internacional Wine Challenge, si los resultados de un concurso realmente levantan las ventas de un vino.

Respondió: "Esto va a depender del músculo de distribución y el trabajo de comunicación que se realice. Un premio "per se" no logra un resultado económico directo si no se trabaja en estas dos áreas. Es mi opinión personal que si el premio/puntaje es lo suficientemente importante para el trade en el mercado destino, y esto a su vez se comunica en forma adecuada al consumidor, seguramente los resultados serán muy buenos. Así lo demuestra nuestra experiencia".

Panighini opinó de forma muy similar sobre este punto: "Ganar un concurso es útil, pero depende de qué momento y con qué vino y en qué concurso. Es determinante el importador, que debe reaccionar rápidamente para colocar estos vinos en el mercado y se tienen que dar situaciones de mercado que sirvan a que este producto rote".

Aldo Biondolillo, de Bodega Tempus Alba, ganó en el Concurso Mundial de Bruselas una Gran medalla de oro con su Tempus Pleno Reserva del Enólogo 2003.

Sobre los concursos opina que "son un instrumento más, que sumado a los puntajes otorgados por las revistas especializadas y al reconocimiento que la calidad de un determinado país de origen vaya logrando en el mercado, puede resultar de mucha utilidad para un alto porcentaje de consumidores al momento de decidir su compra. Recordemos que el vino es un producto sobre el cual el consumidor no conoce nada acerca de su calidad y que para poder apreciarla debe pagar por él anticipadamente".

Añade: "Para nosotros más que una herramienta de marketing es un termómetro que nos permite conocer la evolución del componente sensorial de nuestros vinos y es por eso que, aunque no son pocos, participamos todos los años de los mismos concursos".

La comunicación es el factor clave para la venta. Lo dice Orti, de Toso. "Para capitalizar los premios hay que comunicarlos de manera correcta, tener una buena red de distribución, entregar en tiempo y forma. La historia muestra varios casos de grandes vinos que no tuvieron el éxito deseado".

Juan Pelizzatti, socio gerente de Chalana sobre los concursos IWC y Decanter, argumentó: "son funcionales a una estrategia de posicionamiento y están enfocados al mercado inglés. Tienen un impacto de ventas relativamente menor a los puntajes de las revistas Wine Advocate y Wine Spectator para el mercado norteamericano. Pero permiten poner en evidencia el producto para el trade y la prensa".

Varietales y estilos exitosos

Gerentes de exportación, enólogos y propietarios comparten algunas visiones acerca de los estilos que triunfan en el exterior. Sin embargo, cada uno tiene una versión distinta, ligada al corazón de su vino, a su historia y su filosofía.

En relación a los varietales, además del Malbec, se encuentran algunas coincidencias.

Trivento obtuvo dos medallas de oro en IWC. Su gerente de exportación, Leandro Bastías, afirmó que el secreto del éxito es el trabajo de calidad del equipo enológico de la bodega liderado por Federico Galdeano.

Indica en relación a las variedades, que si bien el Malbec representa el 41% en FOB del total de las exportaciones y es responsable del 70% del crecimiento en exportaciones registrado en los últimos meses, "el Torrontés de a poco va ocupando un lugar. Sólo representa el 3% de la facturación, pero crece a un ritmo del 34% vs. 2008 (contra un 8% de las exportaciones totales de vino fino embotellado). Creo que el Syrah tiene un gran potencial, aunque tiene una gran asociación con Australia en todos los mercados internacionales. También se ha hablado de Bonarda, pero creo que hace falta mucho trabajo todavía para crecer en exportaciones con esta variedad. Hoy representa menos del 1% del valor exportado".

Para Ghiorzi, de Peñaflor, "además del Malbec sin duda, el Syrah, en especial el de San Juan y el Pinot Grigio en los blancos tienen una demanda importante".

En relación a vinos y estilos exitosos, Ghiorzi aclara que la bodega "tiene varios vinos que han logrado una performance buena. En general estos oscilan en puntos de precios retail (al consumidor) entre U$S 9 a U$S 12 retail".

Panighini, de Norton, sostiene que el premio para Privada, un blend Malbec, Cabernet y Merlot, demuestra que Argentina puede hacer blends muy bien calificados; "hay que trabajar sobre el Torrontés, que tiene oportunidades, pero que aún no se conoce mucho".

Por su parte, Orti añadió que además del Malbec, del que asegura no será una moda, hay interés en los mercados por el Cabernet argentino, la Bonarda y los cortes. "El Torrontés tiene éxito en varios mercados pero todavía no tiene el alcance del Malbec, tenemos que seguir promocionándolo".

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

Gabriela Malizia
[email protected]

=
El reconocimiento en el exterior entusiasma a los bodegueros locales.

El reconocimiento en el exterior entusiasma a los bodegueros locales.