28/05/2009

Exportaciones de vinos argentinos

La incertidumbre crece por la caída de los commodities

En el primer cuatrimestre del año, los envíos de mosto y granel cayeron en volumen 46% y 51%, respectivamente. La misma suerte tuvieron ambos en la facturación, con un descenso del 32% y el 21%. La buena noticia es que el vino fraccionado se recuperó fuertemente y mostró en este periodo un incremento del 3% en volumen y del 15% en valor.

Laura Saieg
[email protected]



El primer cuatrimestre del año muestra números negativos para las exportaciones de jugo concentrado de uva y de granel. Con respecto al primero, la caída se ve reflejada en el cierre de varias mosteras. Pero más allá de la crisis, uno de los problemas que enfrenta el mosto es la competencia con el jugo concentrado de manzana de China. Los precios de los productos sustitutos, son fuertemente más bajos que los del mosto. Mientras que el galón de mosto en la Costa Este vale US$ 8, el de manzana cuesta US$ 4.

En el caso del granel, uno de los problemas es que ha perdido mercados como el de Angola y Australia. Y casos como Rusia, China y Japón (justamente los mercados que dinamizaron el vertiginoso crecimiento del 2007 y 2008) han bajado considerablemente los volúmenes de compra.

El crecimiento de la industria en los últimos años era por encima del 50% anual; pero la coyuntura mundial y nacional ha hecho sentir sus efectos perjudicando el volumen de negocios y por consiguiente la rentabilidad de la industria.

Gastón García de la consultora MRT mencionó que "la industria de los commodities se mantendrá igual y se verá un repunte a mediados del segundo semestre, cuando se acomoden los precios. Creo que la demanda internacional se ira reactivando lentamente, a medida que la recesión disminuya y que los compradores del exterior comiencen a quedarse sin el stock acumulado que hoy poseen".

Granel, un año convulsionado

En el caso del granel, las exportaciones cayeron en volumen 51% y en valor 21%. Argentina pasó de vender U$S 28.49 millones, a U$S 19.60 millones. Mientras que entre enero y abril del 2008 se enviaron 65 mil toneladas, frente a los 31 mil toneladas del 2009. Estos datos se desprenden de la Consultora Market Research & Tecnology (MRT).

Esta caída se da, por un lado, porque Rusia ha dejado de comprar vino a granel, pasando de importar U$S 9.98 millones a U$S 3.43 millones, y disminuyendo un 74% en volumen. Por otro lado, Japón y China cayeron 31% y 88% respectivamente en volumen, mientras que en valor 5% y 87%. En el caso de Estados Unidos, las exportaciones de Argentina de vino a granel aumentaron 55% en volumen y 83% en valor.

Miguel Abdala, de Royal Mount, la mayor exportadora de vinos a granel del país, comentó que en su caso, la empresa acompaña la tendencia del mercado con una importante caída en los volúmenes exportables.

En el último trimestre del año pasado, los principales competidores de Argentina devaluaron su moneda, sin embargo esta situación se ha revertido. Monedas como el euro, el rand, (moneda de Sudáfrica) y el peso chileno, han empezado a valorizarse, lo que juega a favor. "Sin embargo, tantos problemas internos, no nos dejan avanzar", mencionó el empresario de Royal Mount.

Con respecto a esto dijo que uno de los fenómenos que motorizan la caída de las exportaciones a granel es el modelo institucional. "La inestabilidad del tipo de cambio, las presiones tributarias, los retrasos en los desembolsos de los derechos de las exportaciones, la no devolución del IVA, son algunos de los temas que nos están dejando fuera de la competitividad mundial", advirtió.

En el caso de los retrasos, Abdala mencionaba que "esto se debe a una suba ininterrumpida del gasto público, y la caída de las recaudaciones de granos y ganado, lo que lleva a un debilitamiento de la caja estatal".

Por otro lado, dijo que otras de las trabas es la denominada "opacidad fiscal".

"A todas aquellas empresas que exportan sus productos a los llamados paraísos fiscales e ingresen divisas de los mismos, como Uruguay, Panamá, Islas Caimán, Bahamas, entre otros, se les paraliza el 100% de los reintegros y devoluciones de IVA, hasta que la investigación demuestre que no se han realizado operaciones de triangulación financiera. Bajo esta investigación han caído alrededor de 1.600 empresas exportadoras de todos los rubros, ello totaliza el 50% del total. Por ende el Estado dejará de desembolsar una inimaginable suma dinero hasta dar por terminada esta investigación. La suma de deuda estatal bajo conceptos de reintegros de aduana y de IVA por exportación asciende a los 2.000 millones de pesos", aseguró Abdala.

Cómo seguirá el año para el granel

Por un lado, una de las incertidumbres es la exitosa vendimia que está teniendo España, sumada a la de Chile, un importante competidor. Este último tuvo record en su cosecha creciendo un 30% en relación al 2008. Claramente saldrán al mercado con precios muy competitivos generando un eminente riesgo para Argentina.

Abdala mencionó que puede ser un año en donde se pierda clientes. "El mercado de vinos de grandes volúmenes se rige por un mix entre el precio y la fidelidad del importador. Creo que de a poco estamos perdiendo mercados importantes y costara tiempo poderlos recuperar. Este año no vamos a generar excedentes por la merma, pero si el año que viene se presenta una mejor vendimia, nadaremos en vino".

Bajo esta situación, Royal Mount ha optado por hacer una alianza con una viña de Chile y un distribuidor Alemán, redireccionando el foco del negocio hacia el vino embotellado. Este año lanzaron en el exterior un vino llamado Espíritu de Argentina.

Con respecto a la decisión de trabajar en el vecino país, el empresario dijo que "en Chile las trabas burocráticas son menores, no pagan derecho a la exportación, no tienen impuestos extorsivos (como el impuesta al cheque), el IVA se los devuelven el mes inmediato posterior a realizada la exportación y los costos de logística son mucho menores. A los precios del mercado de traslado de hoy, en la Argentina es imposible exportar un vino genérico".

Mosto, un año sin retorno

Las exportaciones de jugo concentrado de uva cayeron 46% en volumen y 32% en valor. Argentina pasó de enviar 61 mil toneladas de mosto, entre enero y abril del 2008, a 32 mil toneladas, en el mismo periodo 2009. Mientras que en dólares FOB, el país pasó de facturar U$S 58,80 millones, a U$S 40,15 millones.

Los envíos de mosto se están viendo perjudicados por una caída en la demanda de los principales compradores. Como es el caso de Estados Unidos. En el último cuatrimestre las exportaciones cayeron un 44% en volumen y 25% en valor, pasando de 31 mil toneladas, entre enero a abril 2009, a 17 mil toneladas, en el período 2009. Pero esta realidad se manifiesta en otros mercados. Los que más recortaron sus compras fueron Sudáfrica en 14%, Japón 19%, Rusia 67%, Canadá 61% y Ucrania 78%, en volumen.

Consultado sobre el tema, Sergio Colombo, gerente de la Cámara Argentina de Fabricantes y Exportadores de Mosto, comentó que "la situación se ha tornado mucho más complicada desde que los principales compradores de mosto se volcaron al jugo de manzana y pera. No podemos competir con los precios de ellos, están mucho más abajo, y en tiempo de crisis los importadores buscan la mejor oferta".

Este año va a estar reflejado por un equilibrio en el mercado. Esto se da por la merma en la vendimia 2009, conjunta a una menor demanda. "Este año se han producido 110 mil toneladas de mosto. Desde la cámara creemos que se va a exportar lo producido", exhibió Colombo.

Pero esto sucederá siempre y cuando el precio lo permita; ya que estamos hablando de $ 0.95 o $ 1 el litro de mosto sulfatado. Estos valores se acercan a lo que se maneja en Estados Unidos. Pero según el gerente de la cámara, "hay un temor y es que España ha pasado el riesgo de heladas exitosamente y según pronósticos de especialistas se aproxima una cosecha muy buena. Si es así, y generan stock, van a salir a vender mosto a precios bajos, y esto nos puede dejar fuera".

Por otro lado, Ramiro Barrios, gerente Comercial de Viñas Argentinas, comentó que la situación en su empresa es muy similar a la del mercado en general; sin embargo dijo que la idea es recuperar un poco los niveles.

Barrios atribuye esta caída a lo que veníamos hablando, desmoronamiento en la demanda por la crisis y sustitución de productos. Sin embargo, dijo que esto se vio aminorado por la reducción en la oferta.

Así mismo, el 2010 aún es desafiante pero con mucha incertidumbre. "Por un lado, nos hace pensar un escenario en donde la oferta va a ser mayor y los precios van a ser más competitivos. Pero, bajo esto, la preocupación se centra en que no sabemos cuánto van a aumentar los costos de la materia prima".

En el caso de Viñas Argentinas, la empresa ha optado por reestructurar los costos, los niveles de eficiencia, esfuerzos, entre otras cosas. "Este año vamos a tratar de pasarlo lo más firme posible".

Laura Saieg
[email protected]

=

Una buena noticia

Como ya adelantamos la semana pasada, las exportaciones de vinos fraccionados superaron meses complicados. Entre enero y abril 2009 hubo un incremento del 3% en volumen, un 15% en divisas y un 12% en el precio promedio por caja de 12 unidades. En este período mencionado se enviaron, entre botella, bag in box y tetra, 7.191.728 unidades y se facturaron 174,92 millones dólares FOB, según datos de la Consultora Market Research & Tecnology (MRT).

El factor principal de este crecimiento fueron las ventas a Estados Unidos y Canadá. Gastón García, de la consultora MRT, dijo que "estos destinos han crecido en valor 36% y 52% respectivamente. Aunque también es destacable el crecimiento de las ventas a Reino Unido (+15%), Suecia (+52%), Finlandia (+32%) y Alemania (+35%)".

En cuanto a cada uno de los fraccionados, comentó que "el que más creció fue el vino embotellado un 13,5%, siendo el más representativo. En el primer cuatrimestre del 2009 se enviaron 5.906.767 unidades de vino en botella y se facturaron 165.852.240 dólares FOB. Luego de este el bag in box muestra un crecimiento en valor del 18% y el único envase que se vio afectado fue el treta con una caída del -33%".
=