28/05/2009

Análisis de cosecha y mercado

Tambalean las existencias de vinos tintos

Con las importantes bajas de producción registradas en la última vendimia, se estima que se llegará a la próxima liberación de vinos en 2010 con menos de un mes de despachos en vinos de color. Cuál es el grado alcohólico que determinó el INV.

Gabriela Malizia
[email protected]



A pocos días del 1 de junio, fecha en que se liberarán los vinos 2009, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) estimó a que la baja total de la cosecha sumó 7 millones de quintales, un 24% en relación al año pasado.

El parte final de cosecha (semana 20) indica que en Mendoza se cosecharon 1.438.607.164 kilos de uva. Se elaboraron 882.656.651 litros de vino y 183.470.106 litros de mosto. El porcentaje de uva destinada a elaboración de mosto fue de 16,23%.

En San Juan, en tanto, se cosecharon 583.196.455 kilos de uva. Se elaboraron 208.441.111 y 182.032.957 litros de mosto. El porcentaje de uva destinada a la elaboración de mosto es del 45,87%.

La variedad que más sufrió entre las tintas fue la Bonarda, con una caída de 49,1% en relación al año pasado, el mismo porcentaje de disminución que tuvo la criolla grande, para vinos básicos, e incluso superior a la uva cereza, con casi 35% menos. "Obviamente esto tiene un impacto muy fuerte en las proyecciones de las existencias, vamos a estar muy mal de tintos", advirtió el presidente del INV Guillermo García al revelar a la prensa las conclusiones de cosecha y elaboración 2009.

Con los promedios de los últimos ocho meses en mano, que fueron de regulares a malos por efecto de la crisis internacional, el INV realizó un ejercicio de proyección de las existencias vínicas en relación a la demanda (tanto interna como externa). "En el análisis por color vemos qué pasará de acuerdo a las existencias, sumando números de proyecciones por color de acuerdo a las declaraciones juradas de las bodegas".

Las conclusiones indican que San Juan no va a tener suficiente vino tinto para atender las salidas, tanto de exportaciones como de mercado interno. En el total país, indica que hacia el 1 de Junio de 2010 nos quedaría menos de un mes de tintos con color (0,82). "Esto se mide en función de los despachos. En blanco nos quedaríamos con 8 meses. Así el total nos dará 2,93 de stock. Obviamente depende del ejercicio que hagamos, si este número se extienda a 3 ó 4 meses. Sin embargo, diremos que el escenario construido es moderado a pesimista. Que se mantengan las circunstancias de los últimos meses o empeoren".

Las finas, con buenos resultados

En general las uvas varietales tuvieron buenos resultados; la producción de Malbec - que el año pasado no fue muy alta en función de las heladas- creció 10 %. El Pinot Negro o Pinot Noir registró un incremento de casi 19% en quintales.

El Cabernet Sauvignon, en cambio, sufrió una caída del 13,8%, algunos enólogos según se mencionaba en la reunión, adjudican también esta pérdida a la espera de maduración, que en algunos casos habría provocado evaporación, sequedad de la baya. El Tempranillo y el Merlot sufrieron bajas de 8,5% t 11,5% respectivamente. En tanto que el Syrah de Mendoza tuvo una abrupta caída de producción: 25,9%

En cuanto a las blancas, el Semillón registró un aumento de 7,8%, el Sauvignon Blanc 3,1% y el Chardonnay, 2,4%. Otras variedades que pierden volumen y son muy importantes en la región, son Chenín (-36,1%); Sangiovese (-34%) y Pedro Giménez (- 50,4%).

Color

Consultado por los puntos de color que se exigirán, García dijo que se establecieron 500 puntos de color con 10% de tolerancia. "La decisión que se ha tomado es seguir apostando a la calidad. Esto lo decidió la mayoría, se piensa que mantener el índice en los 500 contribuirá con esto, y que en función de cómo evolucionan los stocks, veríamos si se revisa esta decisión".

Este es, acorde a los técnicos del INV, un año de muy buen color. Los vinos 2008 que quedan en stock - 415.584.700 litros - también tienen buen color. El tenor de azúcar de los vinos viejos es bueno (24%) y grado alcohólico similar al de este año, 12,80 para los vinos de color y 12,40 para los blancos.

Grado

El grado se determinó. Se estableció para Mendoza 12,70 grados para los blancos, 12,90 grados para los vinos de color, (tintos y rosados). En el caso San Juan 12,50 para los blancos y 12,70 grados para los vinos de color.

"Hubo muy buen grado en las variedades finas. El listado de las variedades que hemos considerado para el cálculo son Malbec, Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon, Tempranillo, Chardonnay, Sauvignon y Chenín, las variedades que - se supone - buscan el grado adecuado, a fin de fijar el grado para los vinos comunes. Pero nuestra idea es ir mejorando la fiscalización para no tener que fijar grado, que parta de los 11,50 grados que dice la ley, y que luego el alcohol se vaya construyendo en cada bodega en función de sus mercados", adelantó García.

Despachos

Abril tuvo números malos en relación al año pasado. Sucede que dos grandes bodegas están fraccionando menos de lo normal en vinos básicos. Acorde a las declaraciones juradas que tiene el INV, hasta Abril fraccionaron exactamente la mitad. "En abril se comercializaron 775.000 hectolitros y si ellos hubiesen fraccionado, llegaríamos a 850.000 hectolitros. Estas son decisiones empresarias, y no podemos decir más que hacer una lectura correcta de los despachos", dijo García.

En mayo, las dos grandes de las que se habla - RPB y Peñaflor - habrían vuelto a sus volúmenes normales.

Los 775 mil hectolitros de 2009 están un poco por debajo del millón fraccionado en abril de 2008, aunque según el análisis del INV "aquel mes se acumuló mucho por el paro del campo de Marzo".

Durante los primeros cuatro meses del año, en tanto, se comercializaron (mercado interno más exportaciones) 3.867 millones de hectolitros, frente a los 4.481 millones del mismo período del año anterior. Esto implica una caída del 13%. Sólo en exportaciones la baja fue del 34%, y -5% en consumo interno. Mientras que el mosto cayó 55% en todo el cuatrimestre.

García destacó que el mosto repuntó levemente en Abril, con 9.500 toneladas comercializadas, frente al promedio de 6.500 que se venían comercializando hasta ahora.

 

Gabriela Malizia
[email protected]

=