14/05/2009

Espumantes

En 2008 la inversión de la industria champañera fue de $ 132 millones

El desembolso supera en $68 millones la inversión mínima obligatoria que exime a este sector de un impuesto interno. En 2009, si bien las inversiones podrían disminuir su ritmo, habrá saldo para compensar las bajas.

Gabriela Malizia
[email protected]



Una excelente noticia para la industria del espumante es el saldo positivo que dejó 2008 en cuanto a inversiones que, a juzgar por los montos, continuará eximiendo al sector de un impuesto interno.

Las cifras oficiales las brindó esta semana a FINCAS el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV), organismo encargado de auditar las inversiones y elevar el informe a la Secretaría de Agricultura de la Nación, para su aprobación y certificación final.

Guillermo García, presidente del INV, confirmó que "la inversión del sector en 2008 fue de $ 132 millones y la facturación, de $ 421 millones. El monto que les correspondería pagar por impuestos a las elaboradoras y comercializadoras de espumantes, equivaldría a $ 50.906.290".

El convenio con el Gobierno prescribe que la inversión de las industrias debe ser el 125 por ciento del monto de impuesto no percibido. "En 2008 esta cifra hubiera equivalido a unos $ 63,6 millones en inversiones, lo que implica que se superó la inversión mínima obligatoria en 68 millones de pesos", recalcó García.

Todos para uno

En total son 22 las compañías que concretaron los desembolsos, orientados principalmente a la compra de activos fijos, adquisición de tecnología y ampliación de viñedos, eximiendo de gravámenes a a todo el sector, conformando el año pasado por 92 plantas elaboradoras y comercializadoras del producto, según el INV.

 "Estas 22 bodegas no sólo se dedican a espumantes, sino también a vinos tranquilos. Están en mercado interno, pero también son exportadoras. Son empresas de gran envergadura, como Trivento, Chandon y Peñaflor, pero también pequeñas, como San Huberto, La Carollense (Córdoba) y Dante Robino", detalló garcía.

Desde que empezó el programa, en el año 2005, el sector de los espumantes ha invertido 386 millones de pesos, con un ritmo que está en torno a los 100 millones de pesos al año. En 2005 ese sector facturó $  217 millones; en 2006 fueron $ 290 millones y en 2007, $ 364 millones, llegando a los 421 millones de pesos de 2008.

¿Cómo ven el 2009?

Angel Vespa, presidente de Bodegas de Argentina, entidad mentora del acuerdo entre las compañías elaboradoras y comercializadoras de espumantes y el Gobierno Nacional se mostró muy satisfecho por los resultados del 2008 en cuanto a inversiones.

Dijo, no obstante, que los despachos al consumo el año pasado no fueron muy superiores a los del año 2007. "En 2007 se despacharon 32.468.000 botellas de espumantes de 750cc, mientras que en 2008 fueron 32.503.000 botellas. No hubo aumentos, pero tampoco caídas", aclaró.

En relación a las inversiones realizadas por el sector en el período mencionado, explicó que "en su composición estuvieron enfocadas a bienes de capital, entre ellos, capacidad de vasija, líneas de fraccionamiento, tecnología, barricas, en menor medida nuevos viñedos".

La industria es optimista. Acorde a lo que dijo Vespa, se estima que los proyectos para el 2009 superarán una vez más al impuesto interno. "Se espera un menor nivel de inversiones, seguramente se van a continuar las ya iniciadas, que no se puedan frenar por razones económicas y estratégicas. En algunos casos muy especiales, algunas bodegas van a realizar nuevas inversiones por crecimientos en las exportaciones. Estimamos menor nivel de inversiones para el presente año, pero si bien no será del nivel de los años anteriores  igualmente va  a compensar el monto de impuestos que la industria tiene que  sustituir", aseguró.

Si los montos son menores, García explicó que pueden compensarse con los saldos acumulados. "Por más que se caigan las inversiones, los saldos acumulados seguramente podrán cubrir un año de déficit. En este caso, el excedente de 68 millones de pesos, se acumula para cubrir las menores inversiones de este año".

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

Gabriela Malizia
[email protected]

=
Un año auspicioso en cuanto a inversiones.

Un año auspicioso en cuanto a inversiones.

Los puntos del convenio

El Acuerdo firmado entre Bodegas de Argentina y el Gobierno de la Nación comenzó a regir en 2005 y está vigente por diez años. Su revisión se realiza cada tres años, y está a cargo de la Secretaría de Agricultura de la Nación. La próxima revisión se realizará en 2010 y la última se hizo en 2007.

El INV, por su parte, realiza cada tres meses un informe a la Secretaría de Agricultura. Hace un relevamiento de los despachos de espumantes y cruza ese dato con el de inversiones.

En el convenio asumido por Bodegas de Argentina se especifica que las inversiones nunca deben ser inferiores a 15 millones de pesos por año. La exención permite destinar el dinero a la adquisición de bienes de capital, desarrollo de viñedos propios y de terceros, incorporación de nuevas tecnologías, ferias y promociones destinadas a desarrollar al vino como parte de la marca país, y otro tipo de eventos en el exterior. En la realidad, el 90% de las inversiones se centra en los tres primeros puntos.

El INV se encarga de realizar las auditorías y deben elevar este informe antes del 30 de Junio del año siguiente al que se han realizado las inversiones.

=