30/04/2009

Recursos Humanos

Los mandos medios y altos percibirán aumentos salariales

Se habla de incrementos del 15 ó 20% para directivos o gerentes de bodegas. Los operarios y trabajadores de la viña podrían percibir un 25%, con acuerdo en paritarias.

Gabriela Malizia
[email protected]



Puede que, como dice un consultor, la industria del vino sea algo así como una "burbuja" que se mantiene a flote en un mar de crisis. Sin despidos -aunque en algunos casos, sí con vacaciones adelantadas y reducción horaria - la industria se dispone a dar un aumento de $ 260 no remunerativos (durante todo el 2009) al personal de bodega y de $ 230 no remunerativos a los de viña, ofrecidos por la patronal durante las recientes reuniones paritarias. Esto, no obstante, se definirá la semana próxima.

Aunque no es posible generalizar, puede decirse que las bodegas también están dando aumentos a sus mandos medios y altos.

Puestos clave

DaDV realizó un sondeo entre mandos medios y altos de importantes bodegas locales, que sostienen puestos clave de ventas, comercio exterior, manejo de viñedos y producción. El dato es que - al menos algunas compañías- incrementaron el salario de sus directivos entre el 15 y el 20% a principios de este año.

"En las empresas están tomando como referencia lo que está pasando en la industria en general y han buscado un punto intermedio, un 15% de aumento, sobre el salario 2008, donde ya se había otorgado un aumento del 13%", comentó un gerente de viñedos.

"En los años estables hay un aumento por año, en los años donde la inflación van dándose ajustes una o dos veces al año" añadió.

De hecho la inflación es un dato que se evalúa a la hora de calcular los aumentos para los salarios medios y altos. "Se trata de mantener el poder adquisitivo de la gente, hay una pirámide de sueldos que se trata de respetar", indicó un gerente de operaciones a DaDV. "En nuestro caso dimos un aumento a todo el mundo, entre el 18% y 20%, el último aumento se había dado en agosto del año pasado, para los mandos medios y altos. Obviamente se tienen en consideración los valores de mercado, a través de encuestas que uno compra para ver lo que pagan otras empresas, a mitad de año se ve qué pasa con la inflación real. Al menos tratamos de cubrir la inflación y dar reconocimiento", contó.

Consultado, un gerente de exportación dijo que en su empresa se otorgaron este año varias mejoras en los sueldos en mandos medios, entre el 10 y el 20% dependiendo del área. "Los puestos de batalla, administrativos, contables, personal de planta, personal que está fuera de convenio, no ha tenido aumentos, salvo casos puntuales", admitió.

Personal de viña y bodega

Guido Álvarez, secretario general de Soeva, adelantó que las paritarias están suspendidas hasta el 5 de mayo. "Las cámaras ofrecieron un dinero que se va a estudiar esta semana en la Secretaría de Trabajo; ofrecen 220 pesos no remunerativos para operarios de bodega, más otro aumento de $ 40 más para setiembre. El incremento de $ 260 se sumaría al salario básico en febrero de 2010".

Para viña, la oferta es de 190 pesos, más $ 40 en setiembre. El aumento de $ 230 será remunerativo en febrero de 2010. De esta manera el salario inicial del operario de bodega quedaría en $ 1.650 y el del trabajador de viña en $ 1.567. "Son obreros sin especialidad ni antigüedad. Hay obreros con categoría que ganan más", aclaró Álvarez.

El sindicato no ha visto despidos, pero sí vacaciones adelantadas. Sin embargo, ya se nota que algunas bodegas dejaron de tercerizar mano de obra, registran atrasos en los aportes jubilatorios y en los sueldos. "La demanda de mano de obra está muy parada. El mes que viene empiezan los trabajos de poda, menesteres que la viña necesita y así se va a reactivar un poco la demanda", estimó Álvarez.

El sindicato ha comprobado que el 90% del personal de bodega es personal estable. En la viña, también hay personal fijo encargado de los cuidados cotidianos. Los trabajos especiales, de poda, raleo, desbrote, despampanado, son estacionales, pero en cierta forma, efectivos, ya que cada año se contrata a los mismos obreros para cumplimentar tareas de raleo, o poda.

Trabajo temporario y efectivo

Andrés Sáenz, ejecutivo de Sesa Select en Mendoza, evaluó que este año la industria del vino es la única que se salvará de los nubarrones negros. "Es una burbuja porque las ventas, producción, inversión, se deciden un año antes y si la crisis pega, lo hará después. En el 2010 se verá cómo afectó esta crisis".

Este consultor en particular, que provee personal para trabajos temporarios, dijo que en las empresas medianas y pequeñas se vio una baja de contratación. "Las bodegas grandes, que son las que más nos contratan, optimizaron recursos pero siguieron contratando personal temporario, aunque un poco menos. En cambio, la demanda de personal estable está estática, no se movió, pero tampoco hubo reducción, al menos entre nuestros clientes. Los gerentes que toman decisiones dicen que el común denominador ha sido no innovar".

César Morchio, de Morchio Consultores, tiene una visión que no coincide con la de Sáenz. "La demanda se ha retraído totalmente -afirmó - diría que se vienen produciendo reducciones de personal en la industria vitivinícola al igual que en las demás".
Morchio indicó que en principio las empresas de todo tipo comenzaron reduciendo personal temporario. "Las que primero hicieron el ajuste del personal contratado fueron las pertenecientes al mercado financiero, probablemente porque fueron las más golpeadas en la anterior crisis. Pero a partir de allí todas vienen haciendo ajustes, comenzando de esta manera"
Específicamente en bodegas dijo que "se ha notado una reducción en personal estable en niveles operarios. Por el momento no hay una baja significativa en posiciones medias o altas".

Oferta y demanda

Andrés Sáenz comentó que el movimiento de enólogos y técnicos de laboratorio, entre julio y septiembre del año pasado, fue normal. Morchio estimó en cambio, que fue menor. "Las empresas intentaron soportar todo el peso de la cosecha con la menor cantidad de personas posible. De ello surgió que fue menor la cantidad de estudiantes o profesionales junior contratados para la temporada", relató.

Sáenz notó movimientos en las áreas de Marketing de las empresas. "Sucede que son las áreas más afectadas por la crisis, porque incluyen promoción, comunicación. Ante los recortes, son las que más sufren". Morchio que también vio estos cambios opinó que son "intentos de las empresas de buscar nuevas ideas para enfrentar la crisis"

En relación a los trabajos de viña y bodega, Sáenz indicó que este año, para ahorrar personal, las empresas grandes alquilaron equipos, como cosechadoras. "Las bodegas grandes van a seguir contratando personal temporario, pero van a optimizar recursos. La incorporación de maquinaria en viña es una solución alternativa que a muchos de mis clientes no les resultó. Hay viñas donde no se puede reemplazar al hombre, la mano de obra es cara, pero van a seguir tomando personal".

Los cosechadores recibieron este año un aumento del 20% en el valor de la ficha.

"En los jornales (se trabaja por día) de valor de convenio no hubo aumento, pero pasó un ítem no remunerativo a remunerativo", dijo Sáenz.

El consultor comentó en relación a las tercerizaciones que "antes las medianas y las pequeñas podían se planteaban la posibilidad de tercerizar trabajos, esto disminuyó mucho en 2008, la cosecha la hicieron con personal propio, o por su lado, y las grandes siguen dando a terceros las tareas culturales del viñedo, y sobre todo la cosecha. Buscan alguien que se encargue del transporte, pago, control. En bodega el 70% del personal temporario es para el fraccionamiento".

Gabriela Malizia
[email protected]

=