23/04/2009

Yves Benard

"Haré un esfuerzo por equilibrar los intereses del Viejo y el Nuevo Mundo del vino"

Esta semana visitó Mendoza Yves Benard, único postulante de los países del Viejo Mundo vitivinícola para ocupar la presidencia de la Organización Internacional de la Vid y el Vino (OIV). En esta nota, Benard adelanta cuáles serán sus acciones si ocupa el máximo cargo de la OIV.

Gabriela Malizia
[email protected]



Tras la votación de países miembros que se hará en Junio de este año en Croacia, se cree que Yves Benard será quien ocupe el cargo que deja el australiano Peter Hayes como presidente de la OIV. Benard ha sido presidente del grupo Möet Chandon un hombre muy reconocido por los miembros de la industria en todo Europa. Está a punto de retirarse del trabajo corporativo para abocarse de lleno a la gestión pública, algo que ya comenzó a realizar, a pedido del Gobierno de Francia, en el Instituto Nacional del Origen y de la Calidad de su país, que trabaja en reformar la legislación de apelación de origen controlada que ya tiene muchos años y quedó fuera de moda.

- ¿Cuáles serán las estrategias que piensa aplicar si es electo presidente?

- Mi idea es que todos los países que producen vino o consumen vino, estén dentro de la OIV. Quisiera que ingresen China, India y Canadá. También tenemos algunos conflictos con Estados Unidos que dejó la OIV hace algunos años, así que mi idea es recrear una buena atmósfera para que Estados Unidos vuelva a la institución. Otro objetivo es darle mayor valor al trabajo que realizan los expertos de la OIV, darle mayor difusión a este trabajo para que la OIV se convierta verdaderamente en un referente científico y tecnológico en el mundo. Esto está en la línea de lo que ha hecho Peter Hayes. El tercer objetivo es que las prioridades de la OIV coincidan con los objetivos de las bodegas.

- ¿Qué hará para lograr esto?

- Vamos a constituir grupos de trabajo, con gerentes de las bodegas, que trabajen dentro de la OIV para conciliar los objetivos en común, porque muchas veces lo que estamos trabajando en la institución en cuanto a lo científico y lo tecnológico, no condice con las necesidades reales.

- El mundo vitivinícola está creciendo y muchas veces la OIV parece no estar actualizada con las estadísticas y los números que nos den un panorama de cómo se está desarrollando este nuevo paisaje del vino ¿trabajará en actualizar estos datos?

- No es fácil tener estadísticas reales. Algunos países, como Argentina, tienen estadísticas muy actualizadas gracias a Coviar y el INV, tanto en producción, exportaciones, plantaciones. No todos los países tienen una foto tan clara de lo que pasa en su industria, y mucho menos en relación al consumo. Toda esta actualización debe ser realizada. Por eso digo que necesitamos dibujar un plan estratégico a largo plazo y allí establecer las prioridades de todos los países, de manera equilibrada entre los países del Nuevo Mundo y del Viejo Mundo. Sabemos que muchas veces la queja de los países del Nuevo Mundo es que todo parece estar enfocado en los países del Viejo Mundo, yo haré el esfuerzo para que se logre un equilibrio.

- ¿No lo criticarán por esto los franceses?

- Yo soy un hombre de la industria, he trabajado toda mi vida para empresas vitivinícolas de todo el mundo, y no sólo para Francia. Obviamente soy francés, pero mi interés está enfocado en la industria.

- ¿Qué desarrollo ha notado en Argentina hasta ahora?

- Hace décadas que vengo a Argentina y es increíble cómo ha cambiado la calidad de los vinos desde hace 20 años atrás, comparado con ahora. Este país ha hecho un gran trabajo desarrollando su negocio con el vino en el exterior. Sabemos también que está enfocándose en crear un negocio de más valor con el vino embotellado, y menos en mosto y granel, que no crean valor. Mi compañía, Bodega Chandon, comparte este objetivo.

- ¿Hay una decisión de Chandon de enfocarse más en el espumante que en los vinos tranquilos?

- Bueno, estamos evaluando la realidad del mercado, nuestro objetivo es permanecer en los dos segmentos, aunque la competencia es muy fuerte. Por eso pensamos que nuestro principal trabajo debe ser en espumantes, ya que ése es un mercado que lideramos. No vamos a retirarnos del mercado del vino, pero podremos evaluar la competitividad de algunas líneas.

 

Gabriela Malizia
[email protected]

=

"Hace décadas que vengo a Argentina y es increíble cómo ha cambiado la calidad de los vinos desde hace 20 años atrás".