08/04/2009

Exportaciones de mosto y granel

El 2009 será duro para ambos commodities

Se estima que este año se elaborará un 30% menos de jugo concentrado de uva, aunque algunos hablan de un 50% menos. Fuerte caída en los dos primeros meses del año. El vino a granel, cuyos envíos al exterior también cayeron en el período mencionado, se enfrenta a cambios importantes debido a la competencia de precios a buenas calidades que plantean jugadores como Australia, Sudáfrica y Chile, creando un escenario desfavorable para la Argentina.

Gabriela Malizia
[email protected]



Los mercados externos redujeron sus importaciones de vino a granel y mosto argentino durante enero y febrero de este año, llegando a cifras preocupantes para la industria.

Marzo, aseguran las industrias, muestra signos de leve recuperación, particularmente de la demanda de jugo concentrado de uva, el más afectado por la fuerte competencia de China y la crisis internacional.

Diego Decurgez, del área de exportación de Fecovita, una de las tres mayores exportadoras de mosto de Mendoza, reconoce que enero y febrero asestaron un duro golpe a los exportadores, que llegaron a bajar un 50% su producción. "A nivel Fecovita en marzo nos acercamos más a los valores de 2008, con 1.300 toneladas de mosto (el año pasado eran 1.600/2.000), creemos que tendremos 1.200 toneladas más en abril".

La crisis financiera se empezó a notar mucho ya en octubre del año pasado, cuando el precio del mosto de manzana chino, presentó una difícil competencia. Ese precio que venía en caída, entró en una meseta.

La situación fue difícil: "Los importadores de mosto que buscan el producto sólo para endulzar se volcaron totalmente al jugo de manzana o pera, no así aquellos que necesitan mosto de uva, pero que también presionaron un poco para bajar el precio. Otros factores difíciles para esta industria lo constituyeron la demora en los pagos de Estados Unidos y Rusia, que hizo que se frenasen un poco las entregas, los seguros de crédito de cobro que, por los incumplimientos de los importadores de países fuertes, empezaron a disminuir".

En marzo la demanda de mosto se ha equilibrado un poco. "Se empiezan a generar las compras porque decantan un poco los problemas, la industria presiona para obtener la materia prima y por tanto se empieza a reactivar, lo que no significa que esta reactivación continúe, lo más probable es que sigamos con el nivel de elaboración que tenemos ahora, hasta fin de año. La calidad que se ofrece en la región es alta, y hay empresas que pagan buenos precios por ella", evaluó Decurgez.

En cuanto a mercados, especifició que la demanda se retrajo fuertemente en Sudáfrica, otrora fuerte comprador de mosto.

"El mercado americano se mantiene para nosotros, aunque en general, no se sabe cómo se moverá la demanda en los próximos meses. La devaluación del dólar ayudó, aunque aún es poca en relación al 40% que devaluó toda la región", indicó.

La menor cantidad de uva que hay en este momento en el mercado, conjugado con el operativo de compra de uva para mosto y vino que lanzó el Gobierno, hacen que hablar del precio de la tonelada de mosto a mercados externos para los próximos meses sea complejo.

Dos meses negativos para el jugo concentrado de uva

Las estadísticas de la consultora MRT (www.mrt.com.ar) indican que las exportaciones de mosto durante los dos primeros meses de 2009 bajaron más del 58%, en comparación con el mismo periodo del año anterior. Este dato coincide con el que dan las concentradoras, quienes señalan que hasta ahora han estado trabajando al 50% de su capacidad.

"Estados Unidos frenó sus importaciones de esta materia prima- indica Gastón García, de MRT - los envíos de mosto al país del Norte se derrumbaron un 55,16% en volumen y 34,39% en valor. En tanto, Japón recortó sus compras de mosto argentino en un 35% (volumen) y en un 18,6% en valor. Sudáfrica, Canadá y Rusia, bajaron sus importaciones en dólares FOB 31,67%, 50,33% y 82,94% respectivamente, en relación a enero/febrero del 2008. Mala noticia sobre todo si se tiene en cuenta que Sudáfrica es el tercer importador de mosto argentino con un 12%, y mucho más porque Estados Unidos compra el 55,3% del jugo concentrado de uva de Argentina, mientras que Japón sostiene el 14,6%".

Por ahora, el único dato feliz para los exportadores de jugo concentrado de uva es que el precio unitario se ubica, en promedio, en los U$S 1.313 la tonelada (en tambor puesto en mercado), lo que representa un aumento del 38% al período comparado de 2008, acorde a los datos brindados por MRT.

Para los exportadores, no obstante, el ingreso real ronda los 1.000 dólares la tonelada.

Las cifras a futuro que maneja Juan Rodríguez, presidente de la Cámara Argentina de Fabricantes y Exportadores de Mosto, dan algo de esperanza. Si bien admite que 2008 terminó con muchos problemas para las concentradoras - cuatro empresas fueron concursadas, los precios internacionales cayeron, los contratos se demoraron y en algunos casos hubo cortes de cadena de pagos- estima que "vamos a poder vender las 130 mil toneladas que produciremos, todo depen derá cómo evolucione el dólar y los precios internacionales. El dólar alto conviene, pero el problema es que se descontrolan los costos internos. En el mosto una forma de reducir costos es producir más. Este va a ser un año difícil en este sentido, porque vamos a producir menos".

Tiempo inestable para el vino a granel

Enero y febrero no fueron propicios para las exportaciones de vino a granel. Las estadísticas de MRT indican que la caída fue de 43,03% en volumen. Los ingresos en divisas, no obstante, bajaron un 22,24%.

La tabla de importadores de granel demuestra que este año los jugadores intercambian posiciones, lo que supone, en algunos casos, que se está dando un fenómeno de "sustitución". Podría ser éste el caso de Estados Unidos,  hoy el mayor comprador de vino a granel argentino, con una porción del 32,3% del mercado; en tanto que China y Rusia redujeron tres veces la demanda, Estados Unidos la subió casi un 45% en volumen y 79.5% en valor. Un dato a tener en cuenta ya que entre 2007 y 2008 las ventas de granel a EE.UU habían crecido un modesto 4 por ciento.

Hasta el año pasado Rusia encabezaba la lista con la compra de casi 97 mil litros de granel a Argentina. En enero y febrero de este año la demanda bajó un 77,51% en relación a esos dos meses del año anterior: En U$S FOB representa un estrepitoso -65,79%.

El problema es que allí apareció un nuevo competidor: Sudáfrica, quien con grandes excedentes de su cosecha pasada y una gran devaluación del Rand (la moneda del país) ha logrado ser más competitivo que Argentina en este mercado clave.

Desde Argentina, los envíos de granel hacia China, que al cerrar el 2008 mostraban un fantástico crecimiento de más del 1.200% - ese país pasó de importar 1,8 a 25 millones de litros de granel argentino - tienen mal pronóstico para 2009: en el período analizado, compró sólo 864.580 litros, frente a los 2,7 millones de litros de enero/febrero de 2008.

Los volúmenes de granel a Japón y Canadá, en tanto, implicaron mayores caídas en volúmenes que en valor. Japón compró menos pero pagó más, mientras que Canadá importó casi 40% menos, pero sólo pagó 12% menos en U$S FOB.

Marcia Cortínez, export department del área de mosto y vino a granel de Peñaflor (San Juan), estimó que para el granel el año 2009 será muy complicado debido a los bajos niveles de stock, la falta de volumen y los precios de mercado interno tendientes a la suba. "Si combinamos todos estos factores, entendemos que la Argentina verá afectados sus volúmenes de exportación sin lugar a dudas", evaluó.

Indicó que enero y febrero son meses de despachos de los contratos pre-acordados con sus clientes. "Para nosotros los niveles de despacho se han mantenido, sin mostrar una retracción notable. En particular a Estados Unidos. Sin embargo, contamos con una proyección que tiende a la baja de volumen para el presente año. No creemos que esto se deba a una retracción en el mercado de destino sino, principalmente, a la falta de competitividad de nuestros vinos en términos de precio, comparado con los vinos de Chile, Sudáfrica y Australia".

Cortínez explica que "en relación a Chile y Australia, los precios por litro de Argentina se ubican a 10 y 15 centavos de dólar FOB por encima de los ofrecidos por estos países".

Australia, que  devaluó su moneda- el dólar australiano - un 115,89% en relación al dólar de Estados Unidos  ofrece vino a granel a 1,22 dólares australianos el litro, un precio muy competitivo incluso para Chile y Argentina. De hecho, el vino a granel australiano bajó de precio, debido a que las exportaciones de granel desde Australia a terceros países cayeron 7% en enero de 2009 en relación a enero de 2008.

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

 

Gabriela Malizia
[email protected]

=

Comentarios

Manuel Prieto 2009-04-13

ver con gambetta

Comentar
Datos de la consultora MRT indican que las exportaciones de mosto durante los dos primeros meses de 2009 bajaron más del 58%.

Datos de la consultora MRT indican que las exportaciones de mosto durante los dos primeros meses de 2009 bajaron más del 58%.

Palabra de exportadores

Julieta Bruno, directora de Bodega Cordón del Plata, una concentradora de mosto chica, estima que este año se venderá la mitad de las 190 mil toneladas de mosto que se exportaron el año pasado (en 2007 fueron 200 mil). "Sobre todo por lo que está pasando en Estados Unidos. Si bien hay industrias que no se pueden pasar al jugo de manzana chino (que se comercializa a U$S 650 la tonelada), como los elaboradores de jugos en caja, los grandes elaboradores de dulce o los fabricantes de gaseosas sí pueden cambiar y ése es un gran problema para nosotros".

En relación al granel, Aníbal Gattás del consorcio de Exportación CuyoWine, que el año pasado retomó las exportaciones de "bulk wine", explicó que a fines de año se dieron muchas cancelaciones de órdenes, en particular a Estados Unidos. "Nosotros iniciamos exportación al sudeste asiático, en el caso de China, nuestra referencia es que están ajenos a la crisis mundial. Estados Unidos bajó las órdenes en noviembre y diciembre. Se reiniciaron los embarques en enero y febrero. El mercado ruso no volvió a operar en compras de granel de Argentina hasta hace diez días atrás. Creemos que no habrá grandes movimientos de granel a Estados Unidos y Europa, a diferencia de China que tiene una demanda constante".

Gattás sostiene que parte el precio no competitivo del granel argentino está dado, entre otros ítems, por el porcentaje que cobran algunos forwarders, haciendo que la exportación de granel deje de ser negocio para los productores.

En cuanto a los competidores de Argentina dijo que Australia está siendo sumamente agresiva, ofreciendo mejores calidades en varietales a precios difíciles de superar. "Un Chardonnay australiano se está comercializando a 50 centavos de dólar el litro. Nosotros no podemos competir con ese precio".

 

Pese a todo, la uva mejora su valor

Pese a la baja en las exportaciones de vino a granel y mosto, los precios de la uva se mantienen o suben. El ingeniero agrónomo Fernando Di Lello, de la empresa QD, asesor de fincas en zona Este, señala que los valores pagados por quintal "en general se están manteniendo y subiendo un poco, por cuestión de baja productividad. Son muy pocas las fincas que por una cuestión en particular han mantenido o aumentando los rendimientos. Todavía no sabemos bien porque unas rindieron más y otras menos. Hay 30% y 50% de pérdida".

Por este motivo las bodegas empezaron hace un par de semanas a comprar uva. "Hoy nos están ofreciendo 55 pesos por el quintal de uva criolla, si uno está muy apurado por el dinero pagan un poco menos, pero si tiene una cierta espalda financiera, y viene sin piedra o sin problemas sanitarios, el productor puede estirar los plazos y lograr un precio mejor, 60 pesos el quintal como máximo. Los riesgos de piedra y heladas se disminuyeron gracias a que la cosecha viene adelantada y se logró mejor tenor azucarino, 220 gramos de azúcar por litro".

En cuanto al precio de uvas varietales, indica que a los productores asociados a una bodega les están pagando $1,10 a 1,30 el kilo. "En varietales Bonarda, Malbec y Syrah sin seguimiento de las empresas se paga 70 u 80 centavos el kilo. Esto en la zona Este. El productor necesita tener 220 quintales por hectárea con un varietal a ese precio, si no estaría un poco preocupado", dice Di Lello.

=