12/03/2009

Recursos Humanos

Continúa el "boom" de los enólogos júnior

Las bodegas ya se prepararon para esperar la uva. Es por eso que en esta época los establecimientos refuerzan sus áreas para poder cubrir la demanda de trabajo. Los enólogos júnior son los más pedidos.

Laura Saieg
[email protected]



La vendimia llegó y las bodegas ya se prepararon para esperar la uva. En estos meses los establecimientos suman personal, principalmente para bodega. Es por esto que las empresas vitivinícolas optan por hacer sus pedidos a las facultades que cuentan con las carreras de Enología, en lugar de recurrir a las empresas de Recursos Humanos.

Según las autoridades de las instituciones, la demanda laboral de profesionales que recién egresan, así como aquellos que están cursando el último año sigue creciendo. De la misma forma, muchos coincidieron en que esto es un motor que les permite a los alumnos una rápida inserción en el mundo laboral.

Desde la Facultad Don Bosco, Gladys Ranzuglia, decana del establecimiento, comentó a Día a Día del Vino que "los pedidos de estudiantes avanzados y egresados de la carrera de Enología ha crecido en los últimos años". En cuanto a la rápida salida laboral en estos meses, la decana dijo que "entre diciembre y febrero la Facultad recibió pedidos por parte de las bodegas, no sólo de Mendoza, sino también de San Juan y otras provincias".

Otro punto importante, donde hizo hincapié, es que los pedidos no son sólo de las bodegas sino también de fábricas de aceituna y aceite.

A su vez, Ranzuglia destacó que luego de la modificación de la ley de pasantías, en donde determinaba que el alumno no podía trabajar más de seis horas sino sólo cuatro, el caudal de pasantes en las empresas bajó. "Debido a la estacionalidad de la industria y las necesidades de vinificación no les era viable un pasante, es por esto que los establecimientos optan por contratarlos para la temporada".

Por su parte, Aurelio Sesto, decano de la Universidad Maza, explicó a Día a Día del Vino que los pedidos fueron similares al año pasado. Sin embargo, coincidió con Ranzuglia en que muchas empresas ahora optan por contratarlos debido a las pocas horas de pasantía. Más allá de esto, el decano explicó que se está dando un fenómeno interesante. "Las bodegas todos los años hacen sus pedidos de algunos pasantes para que trabajen en laboratorio, viñedo, bodega, entre otros, pero si este chico les gustó, por su responsabilidad, conocimiento, se quedan en la bodega".

En cuanto al panorama para el año que viene, Aurelio Sesto comentó que la Universidad especula muchos inconvenientes, ya que las inscripciones del 2009 a comparación del 2008 han bajado mucho, y esto, según dijo se debe a que no pueden asumir la cuota.

Por otro lado José Cohen, director de la carrera de Enología de la Universidad Tecnológica Nacional, comentó que la demanda de personal en Vendimia siempre es fuerte. "La Facultad siempre trata de hacer diversos convenios para poder incorporar a los alumnos en los establecimientos. Un punto importante es que, más allá de que el gran pedido que hacen es para enólogos, otro porcentaje menor es de ingenieros y técnicos". Además completó que el campo laboral de los egresados no es sólo bodegas, sino que muchos de ellos se ubican en los organismos estatales como es el caso del INV.

Cohen agregó que "las empresas optan por incorporar gente por que no les queda otra, pero en realidad la crisis los está golpeando mucho. Además creo, ahora más que nunca, les conviene tomar personal temporario, así como pasantes, o contratados júnior". Por otro lado advirtió lo mismo que Aurelio Sesto, "este año hay una leve disminución de inscriptos, aproximadamente un 15% menos de postulantes".

En relación a las posibilidades que se les abre, las autoridades de las facultades comentaron que en temporada de Vendimia los alumnos aprovechan al máximo este camino para conocer el medio laboral; así como también coincidieron en que es una oportunidad para crecer y permanecer en la industria.

Las bodegas demandan personal

Todos los años en época de Vendimia las bodegas suman gente ya que su capacidad humana no da abasto. De este modo, Andrés Gonzalo García, de Recursos Humanos de la bodega Chandon, destacó que este año la demanda ha sido mayor. "Nosotros trabajamos con 15 técnicos durante toda la vendimia, desde enero hasta mayo; este personal temporario proviene, en gran porcentaje, de las Universidades". Además comentó cómo hacen para llegar a ellos. "Nosotros publicamos avisos en las distintas facultades de enología y de ahí las autoridades los replican por las bases de datos de los alumnos".

En cuanto a las funciones, comentó que principalmente se solicita gente para laboratorio, técnicos de campo de bodega, de control de madurez de viñedos, entre otros. Por otro lado dijo que "la posibilidad de que se les abra las puertas para quedarse en la bodega siempre está, de por sí muchos de los empleados de planta permanente son chicos que comenzaron así".

A su vez Carlos Caselles, propietario de la Bodega Sin Fin, dijo que este año han hecho algunos pedidos para reforzar el laboratorio, así también gente que ayude al enólogo haciendo tareas secundarias; "sin embargo no han sido muchos ya que la producción no ha crecido a comparación del año pasado".

Por otro lado el empresario explicó que "normalmente los pedidos de profesionales júnior se realizan a través de relaciones personales, experiencia que haya tenido el enólogo, o por Universidades, pero las bodegas no canalizan estos pedidos por consultoras".

Finalmente, dijo que "a pesar de la situación las bodegas deben incorporar personal para sobrellevar está época de trabajo. Además, frente a la crisis las empresas temen sumar gente a su planta y es por esto que optan por personal temporario, de está manera puede manejar mejor sus recursos".

Por otro lado, Matías Goyenechea de la bodega homónima, dijo que "el personal que viene a trabajar se hace por medio de contacto entre enólogos, colegas, bodegas, etc.". Con respecto a las incorporaciones que han hecho este año, Goyenechea dijo que sólo sumaron gente para laboratorio. "Consideramos que debemos tener mayor productividad en los trabajos de laboratorio, es por esto que en lugar de enviar muestras a empresas externas lo hacemos ahí mismo ahorrando costos y tiempos".

De la bodega Bianchi, Marcelo Garretón, encargado de RRHH, coincidió con las demás bodegas en que está es una época en donde se incorpora gente, principalmente estudiantes del último año, así como recién recibidos.

Finalmente, Garretón agregó: "Debido a la situación mundial muchas empresas están despidiendo personal ya que no llegan a cubrir sueldos. En el caso de nosotros la bodega ha mantenido a su personal operativo, salvo cambios que son estructurales y no coyunturales. La realidad es que aún no podemos decir cómo y cuánto nos va a afectar, pero sabemos que es inevitable verse afectado, pero no es política de la empresa trasladar estos problemas a los recursos humanos".

Laura Saieg
[email protected]

=
Las facultades de Enología también sienten la crisis. Reciben menos alumnos que el año pasado.

Las facultades de Enología también sienten la crisis. Reciben menos alumnos que el año pasado.