19/02/2009

Coyuntura Vitivinícola

Con una cosecha menor, la industria espera que el precio del vino se tonifique

Los efectos de la operatoria lanzada por el Gobierno para contrarrestar los bajos precios en el mercado de vinos de traslado, sumados a una merma en la cosecha, hacen pensar que el valor del vino se podría fortalecer.

Ma. Soledad Gonzalez
[email protected]



Durante diciembre de 2008 y enero de 2009 las perspectivas y los precios de los vinos habían caído dramáticamente. Las operaciones que se registraban en la Bolsa de Comercio hablaban de un precio por debajo de los $0,80 para los vinos tintos y $0,70 para los blancos. El Fondo para la Transformación y el Crecimiento de Mendoza lanzó una línea de crédito para la compra de vino a $0,85 para los blancos y $1 peso para los tintos, pero todavía no se ha podido ver reflejado en el mercado, aunque se ve una tendencia leve a la alza.

Los datos de la última semana (30/01/2009 al 05/02/2009) sobre las operaciones registradas en la Bolsa de Comercio de Mendoza muestran que durante este periodo se registraron 217 contratos de compra-venta de vinos equivalente a 265 operaciones, por un total de 115.224,96 hectolitros.

Por los tintos en promedio general se pagó un total de $0,95 el litro en operaciones de contado. En el caso de los rosados se pagó un precio promedio general para todas las categorías de $0,74 en operaciones de contado. Y para el caso de los blancos, $0,70 por litro en operaciones de contado.

Estos datos no son alentadores para el productor. El precio de 0,85 y 1 peso para blancos y tintos respectivamente alcanzará, como señala Eduardo Sancho, presidente de ACOVI, "para que el productor cubra solamente costos mínimos. Hay empresas que estaban comprando a $0.65 el litro blanco escurrido. Es por esto que nos parece positivo el operativo de cosecha que realiza el Gobierno de Mendoza, porque el precio se caía y era necesario tomar una decisión política rápida para, por lo menos, ponerle un piso. No solamente en función de las operaciones con vino elaborado, sino porque esto iba a incidir directamente en el precio de la uva 2009. ya que de esta manera el precio iba a ser bajo".

 

Menos para cosechar

La merma esperada para este año es del 8% y, con menos disponibilidad de materia prima, se espera que 2009 ya no sea un año en donde los equilibrios sean el tema a discutir, sino que sea el año del precio.

Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura, para la provincia de Mendoza, se espera una producción de 17.636.599 quintales, lo que representa una disminución de 3,33% con respecto al 2008.

Mientras que la provincia de San Juan, una de las más afectadas, se pronosticó una producción de 6.610.086 quintales, lo que significa una merma del 20,51% en relación a la Vendimia 2008. Desde el INV aseguraron que tal disminución es una consecuencia directa de los accidentes climáticos y enfermedades criptogámicas que han sufrido las principales zonas productoras (Caucete, 25 de Mayo y Sarmiento). Para el total país, el organismo oficial anunció una cosecha de 26.068.416 quintales, un 8% menos que el año pasado.

Uno de los datos más preocupantes es que si comparamos la cosecha 2009 con la de 2007 en donde el país tuvo una vendimia prácticamente récord, los números son más complicados. En este sentido, la provincia de Mendoza comparando con el 2007 tendrá una disminución de su potencial de producción del -13,10% y la provincia de San Juan del -25,39%. Lo cual implicaría una caída del -15,57% si se compara esta cosecha con la de 2007 donde la producción fue de 30.875.204 quintales.

Consultado sobre este tema, Juan Carlos Pina, gerente de Bodegas de Argentina señaló que "yo creo que vamos a tener una compensación en el precio del vino. Porque si uno analiza los despachos a granel y de mostos del año pasado, la tendencia es francamente decreciente. Por lo tanto, una cosecha menor este año, a lo mejor nos ayuda a compensar la falta de demanda de mercados de graneles. Pero el precio del vino es una resultante del mercado. Los últimos tres meses hemos observado una disminución en las exportaciones de graneles y de mosto. Como habrá en el mercado interno una merma y eso se podrá compensar. Ahora, cuál va a ser el precio del vino dependerá directamente de la oferta y la demanda".

 

El problema del mercado interno

El año para el mercado interno de vinos cerró con números en negativo. Comparando la performance de los despachos de 2008 con la de los despachos de 2007, el mercado mayorista de vinos (genéricos, varietales, espumantes y otros) cayó un -4,52%, lo que advierte un total acumulado de 10.676.176 hectolitros.

Si se divide la información por semestres, durante los primeros seis meses del 2008 fue cuando los despachos cayeron de forma abrupta. Los principales meses afectados fueron marzo con una caída del -16,27% y junio -8,33% los meses más difíciles del paro del campo. En tanto, en la segunda mitad del semestre la crisis financiera internacional no afectó tanto como se esperaba y los meses de mayor caída fueron agosto con una baja del -9,27% y noviembre con una disminución del -5,80%. Mientras que diciembre mostró una recuperación de la mano de las ventas de fin de año del 5,56%.

El gran desafío que enfrentan las grandes cadenas de supermercados es hacer rotar sus productos. Otro de los problemas que surgirán tanto en Argentina como en el resto del mundo, en las filiales de los súper e híper, será la necesidad de productos que tengan una alta rotación, ya que este año la orden es no "stockearse".

Con este panorama y con un mercado de graneles que se cae, tanto por los precios de nuestros competidores Australia y Sudáfrica, como por los problemas que han tenido que enfrentar nuestros principales compradores, mucho de ese vino se trasladará al mercado interno, en tanto el precio de los vinos no sea competitivo.

 Los principales países a los que Argentina exporta vino a granel son: Rusia, Estados Unidos, China, Canadá, Japón, Australia, Alemania, Dinamarca, Suiza y Reino Unido. Entre los tres primeros se exportaron más de 160.000.000 litros, lo que reportó ganancias por más de 61 millones de dólares en 2008.

Además a esto hay que agregarle un mercado de exportación de mosto concentrado que se muestra con fuertes caídas y pocos jugadores en pie. Datos del INV muestran que las exportaciones de mosto concentrado cayeron -2,24%, un dato que no sería alarmante si no se analiza la performance de los últimos seis meses del año, donde las caídas han sido grandes. Desde agosto de 2008 los envíos al exterior de este producto vienen en baja. Durante ese mes las exportaciones cayeron un -16,33%, en octubre la caída fue del -17,14%, en noviembre del -16,63% y en diciembre del -9,16%.

 

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

 

Ma. Soledad Gonzalez
[email protected]

=
Menos volumen, pero más calidad. Así será esta vendimia.

Menos volumen, pero más calidad. Así será esta vendimia.