12/02/2009

Jorge Lucki y Jorge Carrara

"Los rangos medios-altos serán los principales perjudicados"

Estas fueron las palabras coincidentes de los dos especialistas brasileños que participarán del próximo del Argentina Wine Awards, en Mendoza, sobre el comportamiento que tendrán los vinos en el mercado más importante de América del Sur.

Laura Saieg
[email protected]



Los especialistas brasileños Jorge Lucki y Jorge Carrara serán dos de los jueces que representarán al mercado de Brasil en la Tercera edición del concurso de vinos Argentina Wine Awards, que se desarrollará del 22 al 26 de febrero del 2009 en el Hotel Sheraton de Mendoza. El mismo está organizado por Wines of Argentina, junto a la Coviar, y operado por Área del Vino. En está ocasión, la actividad del Seminario estará enfocada en cuatro mercados clave: EEUU, Canadá, Brasil y Reino Unido.

Brasil

El mercado brasileño representa un gran porcentaje en las exportaciones argentinas, ubicándose en el puesto cuatro, detrás EEUU, Reino Unido y Paraguay. En 2008, Argentina exportó al mundo un total de 500 millones de dólares FOB por vinos fraccionados y de esa cifra se destinaron a Brasil 39 millones. Lo que representaba 1.9 millones de cajas de 9 litros.

Uno de los jurados que analizará las muestras presentadas de vino argentino, que se destinan a Brasil, será Jorge Carrara, quien es miembro de la "Confraria dos Enófilos do Alentejo" y de "Enófilos da Bairrada", ambas de Portugal. Además de ser columnistas en diversas revistas de vinos. Mientras que Jorge Lucki, es socio-fundador de la Associação Brasileira de Sommeliers y de la Sociedade Brasileira dos Amigos do Vinho. También, es miembro de la "Confraria dos Enófilos do Alentejo e da Confraria do Vinho do Porto". A su vez, es columnista de vinos en el "Valor Económico", y de las revistas "ValorInveste e Prazeres da Mesa".

Ante la situación que actualmente se vive en el mercado de consumo de vinos de Brasil, Carrara comentó que "la crisis todavía está en movimiento, sin embargo, por lo que se puede ver hasta ahora, a mediano plazo, es que habrá una baja, principalmente en los rangos medios - altos". Por su parte, Jorge Lucki, coincidió en determinar que habrá una retracción de consumo en general y que el vino no será la excepción, así como esa franja será la mayor perjudicada. Sin embargo, comentó que este panorama va a cambiar en el segundo trimestre. "Es demasiado pronto para hacer cualquier predicción ya que el año, con respecto al vino, se inicia en marzo. En enero y febrero muchas personas están de vacaciones, y estos son meses en que los importadores aprovechan para hacer muchas ofertas, sobre todo en vinos que les ha sobrado del stock o etiquetas que no interesan, de esta manera no hay muchas compras ni consumo. Es por esto que creo que la situación se revertirá en la segunda mitad del año. El brasileño tiene, para bien o para mal, capacidad para adaptarse a situaciones adversas y de esta manera continuar la vida", destacó.

Además, agregó que "frente a esta situación, uno de los principales problemas que enfrentan los productores argentinos en el mercado brasileño es la imposibilidad de posicionar un vino de más de 100 dólares. Esto se debe a que ellos prefieren, por ese valor, tomar un vinos europeos".

Por su parte, Carrara mencionó que "para posicionar aún más los vinos argentinos, la industria tiene que trabajar fuertemente en todos los rangos, principalmente en los medios y básicos, debido a un tema absolutamente fundamental: costo-beneficio".

Los vinos argentinos que se destinan al país más grande de América del Sur son, en su mayoría, tintos. De esta manera, aquellos caldos blancos, rosados o espumantes, cuestan mucho posicionarlos en las góndolas o restaurantes. Sobre esto, Lucki puntualizó en destacar que no cree que los blancos, rosados y espumantes logren tomar posición, ya que, más del 80% de los consumidores brasileros prefieren los tintos, y cuando se trata de Argentina, es sólo el Malbec".

Sobre este tema, Carrara dijo a Día a Día del Vino que si el país logra realizar promociones en Brasil, haciendo conocer sus varietales puede que, en un par de años, los consumidores tomen vinos más allá del Malbec, siempre y cuando tengan un diferencial y sean más competitivos a los vinos europeos.

Por último, los jurados brasileños hicieron mención a la poca ayuda y difusión que tienen los vinos por parte del Gobierno de ese país. Esto, según comentaban, no colabora a que los brasileños se eduquen y conozcan más sobre los caldos. De esta manera, coincidieron en remarcar, que si las autoridades no ayudan, no creen que el consumo vaya a crecer mucho más de 2,10 litros per capita.

Sumado a esto, otra de las problemáticas con las que se encuentra en Brasil, es el impuesto sobre las ventas de IPI (Impuesto sobre el Producto Industrializado), que es por botella y ha crecido más de un 30% en el último tiempo. Esto, según mencionaron, está teniendo un efecto negativo sobre el consumo, especialmente en aquellos productos que no son prioritarios, como es el caso del vino para muchas clases sociales en Brasil.

 

Laura Saieg
[email protected]

=
Uno de los principales problemas que enfrenta Argentina en el mercado brasileño es la imposibilidad de posicionar un vino de más de 100 dólares, aseguran los brasileños.

Uno de los principales problemas que enfrenta Argentina en el mercado brasileño es la imposibilidad de posicionar un vino de más de 100 dólares, aseguran los brasileños.