12/02/2009

Pampas Estate

Riesgo en la continuidad de un proyecto vitivinícola

Desde 2007, se desarrolla en la provincia de Buenos Aires el proyecto vitivinícola Pampas Estate, con el asesoramiento del enólogo Michel Rolland. Hoy peligra su continuidad debido a decisiones del gobierno bonaerense que afectan su normal desenvolvimiento.




Pampas Estate es un proyecto vitivinícola que se ubica dentro del predio conocido como "Palo Alto", propiedad de Fernando Muñoz de Toro y operado por Muñoz de Toro Pampas SRL, quien además es inversor en un proyecto vitivinícola y hotelero de lujo llamado "Muñoz de Toro Patagonia", en la provincia de Neuquén. El plan incluye una bodega con una producción de 500.000 litros y un emprendimiento hotelero de altísima calidad.

Pampas Estate, que se encuentra en pleno desarrollo desde hace más de dos años, abre nuevas posibilidades de inversión en la zona, colocándola dentro del mapa vitivinícola nacional e internacional, algo impensado años atrás.

Según un comunicado de prensa difundido por Pampas Estate, hoy peligra la continuidad de este ambicioso proyecto, a raíz de una serie de medidas tomadas por el Gobierno de la provincia de Buenos Aires. Estas afectan directamente a las actividades del emprendimiento, ya que impiden la llegada de materiales y mano de obra de la forma en que se venía haciendo.

Palo Alto linda con el Parque Provincial Tornquist y antes de que comenzaran los problemas con el nuevo Gobierno de la provincia, la relación era excelente. En repetidas oportunidades, tanto el personal de Palo Alto como su propietario, habían colaborado con el Parque Provincial en temas como la reparación de caminos internos, el combate de incendios y la seguridad ante la presencia de cazadores. Incluso, Palo Alto permitió la realización de estudios de la vegetación de la zona en sus campos.

 

El problema del acceso

Históricamente, el acceso a Palo Alto debía hacerse por el parque nacional. Sin embargo, desde hace unos meses, sin aviso previo, la provincia de Buenos Aires decidió cerrar el paso, impidiendo no sólo la entrada de todo lo necesario para el desarrollo del proyecto, sino también el de personas, gas, combustible para los generadores y alimentos. De esta manera, los trabajadores que viven en el lugar junto a sus familias, se ven afectados. Por ejemplo, en este momento, cualquier ayuda médica de emergencia depende de la buena voluntad de quien posea la llave del candado del parque.

El derecho o servidumbre de tránsito con que cuenta el establecimiento es anterior a la Ley 12.818 del 22 de noviembre de 2001, que declaró al Parque Provincial y a su constitución como reserva natural, a través de la Ley Provincial N° 5.421 de 1958.

En este sentido, es necesario que el gobierno bonaerense abra el diálogo para solucionar este problema, que definirá no sólo la continuidad del proyecto, sino también el trabajo de las personas involucradas en él y la afirmación del lugar como zona vitivinícola de alta calidad, además de un destino turístico de excelencia.

Los representantes de Pampas Estate están dispuestos a dialogar y piensan que es necesario que quienes rigen los destinos de la provincia también lo hagan, especialmente pensando en que se trata de un proyecto en pleno desarrollo, que está dando trabajo a los lugareños, donde se ha realizado una gran inversión para el impulso de la zona.

Antes de que comenzara este problema, Pampas Estate/ Palo Alto reclamaba la llegada de un tendido eléctrico que facilitara el trabajo y permitiera la concreción total del proyecto, similar al desarrollado en Neuquén. Desde que el gobierno de la provincia de Buenos Aires comenzó a complicar el acceso al campo, el proyecto entró en una etapa en la que debe plantearse su continuidad.

Actualmente, Pampas Estate posee 40 hectáreas de viñedos de alta densidad y calidad. Se estima que en el año 2010 se realizará la primera vendimia para producción. El proyecto cuenta con el asesoramiento del enólogo Michel Rolland, uno de los más importantes del mundo, lo que demuestra que está pensado con seriedad.

 


=

Comentarios

Gustavo Ventura 2009-02-12

Scioli, come on!

Comentar