05/02/2009

Aromas

Perfumista del vino francés enseñó técnicas de olfación en Mendoza

La idea de describir un vino remonta a un vocabulario fuera de lo común, con aromas no tan cercanos al consumidor estándar. En Mendoza, un famoso perfumista del vino enseñó a técnicos cómo hacer olfación con un lenguaje que sea entendido por todos.

Ma. Soledad Gonzalez
[email protected]



Muchas veces, cuando una persona escucha a otra hablar sobre vinos y sus descriptores se siente un poco confundido, porque el lenguaje que se utiliza parece alejarse mucho de la realidad química y física presente en el vino y se acerca más a un discurso poético, donde lo científico tiene muy poca entrada. Lo cierto es que los aromas, en su mayoría, son conglomerados de moléculas que se manifiestan de diferente forma en función de pequeñas variaciones en su estructura, los cuales nos recuerdan a ciertos aromas. En función de esto, la descripción del vino debería ser exclusivamente técnica.

Por esta razón estuvo en Mendoza Alexandre Schmitt, un famoso perfumista del vino que trabaja sobre el análisis sensorial de los vinos para expertos, en donde propone una forma científica de analizar los aromas a través del sentido de la nariz sobre un lenguaje objetivo y común.

"Los aromas dentro del mundo del vino pueden ser muy amplios. Uno de los principales errores que cometen los técnicos a la hora de describir un vino es tener una idea visual del aroma pero no un descriptor olfativo del mismo", indicó a FINCAS el experto Alexandre Schmitt. Además, agregó que "en las bodegas que asesoro trato de que tanto los técnicos como los enólogos tengan un idioma común específico para poder realizar blends de lotes de vino y poder describir a los vinos".

En cuanto a las descripciones que se realizan sobre los aromas del vino, el especialista, que asesora a importantes bodegas francesas como Chateau Petrus, Margaux e Yquem (las cuales tienen los vinos más caros del mundo), dijo que "muchas veces las personas realizan una descripción poética del vino, que corresponde a una percepción personal sobre el vino. Existe un lenguaje objetivo sobre el vino y su correspondencia con las palabras. La olfación es un sentido que se tiene que entrenar de por vida para poder memorizar los aromas y distinguirlos abiertamente".

Schmitt no sólo trabajó en la provincia, sino que también estuvo en Chile donde realizó actividades con distintos representantes de importantes bodegas como: Viñedos Córpora, San Pedro, Morandé, Bisquertt, Haras de Pirque y Viña Santa Cruz. En su charla dejó abierta la posibilidad de volver a nuestro país durante el segundo semestre de 2009.

 

Sesiones de olfación

El lunes y martes pasados, Schmitt llevó adelante dos sesiones de olfación en donde buscó que los participantes pudieran adquirir un lenguaje común, técnico y objetivo sobre la descripción olfativa de los vinos.

Las sesiones de olfación fueron dirigidas a enólogos, viticultores, agrónomos, sommeliers, dueños de bodegas y empresarios que se encuentren participando activamente en el mundo del vino. Entre los participantes estaban Alejandro Darago, de Vino del Sol; Carlos Vásquez, de Altos Las Hormigas; Emilio Osvaldo Selada, de Bodegas Santos; Sebastián Zuccardi, de Bodega Zuccardi; María Laura Ortiz, de Aromas de Cocina; Mariana Onofri, de Vines of Mendoza; Francisco Martínez, Valentín y Ricardo Stradella Bianchi, de Casa Bianchi y Luis Cabral de Almeida y Germán Berra Anastasi, de Finca Flichman.

"El objetivo de organizar este tipo de eventos técnicos en Mendoza es lograr abrir nuevas oportunidades de apertura de mercados para los vinos de Argentina, ya que la olfación es una técnica que permite dar un gran valor agregado a las bodegas en el largo plazo", señaló el organizador, Maximiliano Morales, de Andes Wines.

Las sesiones de olfación tienen un propósito doble: estructurar el universo olfativo y enseñar a describir los olores con la utilización exacta de la riqueza del vocabulario a nuestra disposición.

 

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

Ma. Soledad Gonzalez
[email protected]

=

"Uno de los principales errores que cometen los técnicos es tener una idea visual del aroma pero no un descriptor olfativo del mismo".

ALEXANDRE SCHMITT

Nació en Burdeos, Francia. Estudió en la Universidad de Ciencias de Bordeaux y en el ISIPCA (Instituto Superior Internacional de la Perfumería, la Cosmética y los Aromas Alimenticios) de Versalles. Durante mucho tiempo ha sido un prestigioso creador de perfumes en aquel país y ha adaptado sus conocimientos olfativos al mundo del vino.

Actualmente, instruye sobre olfación a enólogos y profesionales de viñedos y de vino.

Es profesor de la Facultad de Enología de Bordeaux y frecuentemente da conferencias sobre la olfacción, el vino y la perfumería en distintos países del mundo.

Además asesora a influyentes bodegas como Opus One y Mondavi de Estados Unidos, y Château Petrus, Margaux e Yquem en Francia. Ha capacitado a personalidades importantes y bodegas, como Jean-Claude Berrouet (Château Pétrus, Lafleur-Pétrus, Trotanoy, Magdeleine), Château d'Yquem, Château Margaux, Taransaud Barrels in Cognac, Tim Mondavi, Geneviève Janssens (Robert Mondavi Winery), Michael Silacci (Opus One), Marimar Torres (bodegas Miguel Torres), bodegas Kendall Jackson, Bodegas Viader, Diageo (Beaulieu Vineyards), Merryvale, Dominus Estate, entre otras.

Alexandre también trabaja con el Instituto dos Vinhos do Douro e Porto y la Universidad Católica en Porto, Portugal.

=