30/12/2008

Viticultura

Desarrollan nueva tecnología de riego

Fue en el INTA del Alto Valle de Río Negro. La institución creó un freatímetro de lectura directa que requiere de un bajo mantenimiento.




Debido a diversas causas -ineficiencia del riego superficial, pérdidas de agua en canales y acequias o aumento del nivel del río, entre otras-, la capa freática ("napa") en el área de riego del Alto Valle del Río Negro suele ascender a menos de 1,5 m de la superficie durante la temporada de riego.

En esos casos, el contenido de agua del suelo aumenta al mismo tiempo que disminuye el de aire, lo cual puede provocar asfixia de las raíces en los cultivos, especialmente en frutales.

Para evitar este inconveniente, antes de cada riego es necesario conocer la posición del manto freático y si la tendencia es ascendente o descendente. Con esa finalidad se utilizan freatímetros que requieren la utilización de instrumentos, no siempre al alcance de los productores.

Por esos motivos, el INTA Alto Valle -Río Negro- desarrolló un freatímetro de lectura directa, que fue probado en un monte de perales durante una temporada de riego. El dispositivo está compuesto por un flotante, una varilla de lectura, tubos y accesorios de PVC, y se instala mediante una hoyadora comúnmente empleada en fruticultura.

Se comprobó que se trata de un implemento práctico y de bajo mantenimiento. Además, los resultados demostraron que permite obtener los datos necesarios para mejorar el manejo del riego en frutales y hortalizas, cultivados en lotes donde la capa freática se encuentra cercana a la superficie del terreno.

Aunque las condiciones no son similares, este tipo de desarrollos adaptados a la zona de Mendoza podrían ser productivos para mejorar el rendimiento y la producción de los viñedos de nuestra provincia. De esta forma los suelos podrían tener nuevas perspectivas sobre temas tan importantes, tales como la napa freática.

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

 


=