30/12/2008

Ventas de fin de año

Aún hay por qué brindar

La crisis no golpeó tan fuertemente como se esperaba las ventas de espumantes y vinos. El fin de año termina igual que el año pasado, o con un leve crecimiento. Sucede otro tanto con los frizantes. Las compras de las grandes cadenas, por otra parte, se hicieron con algo de demora.

Gabriela Malizia
[email protected]



Vinos comunes, reserva, espumantes y frizantes ocuparon las mesas de Navidad y lo mismo sucederá en la noche de Fin de Año, pero las ventas fueron algo más moderadas que en 2007.
Los bodegueros respiraron aliviados, no obstante, porque por la crisis esperaban caídas severas en las ventas, que por fortuna no tuvieron lugar.

Lo dice el gerente de RPB Julio Caminos. "Teníamos otras expectativas, uno pensaba en una caída grave, pero no fue así, las ventas se mantuvieron en relación al año pasado. Noviembre tuvo ventas muy buenas, mejores que el año anterior. Para mercado interno la venta de diciembre es de consumo rápido. Sólo reposición".

Caminos añade, en relación al impacto que dejó la crisis financiera internacional, que "éste fue un año atípico; generalmente los supermercados hacían compras para las fiestas a principios de octubre y en plena crisis e incertidumbre, no compraron", dijo.

No obstante para bodegas como RPB que venden sobre todo jugos y vinos más económicos, el flujo de venta fuerte se da en los mayoristas, o distribuidores que llegan a las almacenes, ahí el volumen de la venta es más importante que en el supermercado.

Para empresas como Chandon, las demoras en los pedidos hicieron de éste un año muy anormal. Si bien la empresa se privó de dar números, su vocero señaló que "el consumo ha sido muy diferente a otros años por el retraso de los pedidos de fin de año de algunos canales".

Sylvia Bianchi, una de las propietarias de la tradicional Bodega y Champañera Casa Bianchi dice acerca de las ventas: "Respecto de los volúmenes de vinos y de frizantes, hemos mantenido las mismas cantidades del año 2007. Si bien la crisis no produjo disminución en las ventas no ha habido crecimiento, esto se mantiene en los distintos segmentos en los cuales vendemos nuestros productos".

Otras bodegas comentan que el incremento en la colocación de mercadería ha sido del 5%, aunque habrá que esperar a que terminen las fiestas para saber las ventas reales.

Un buen año

Para algunos bodegueros el balance es positivo. Para Ana Amitrano, gerente Comercial de Bodega Familia Zuccardi, el 2008 "termina como un buen año, estimamos que vamos a finalizar con un incremento de alrededor de 15% en las ventas, en el consolidado de nuestras líneas de productos".

Indicó no obstante que las crisis vividas este año, primero la ocasionada por el conflicto del campo y luego la financiera global, "más que afectar los niveles de ventas lo que hicieron fue modificar el comportamiento de los canales comerciales, debido a modificaciones en los hábitos de consumo. Hoy percibimos que en algunas zonas se dio una caída en el consumo a través del canal gastronómico pero que se ve compensada por un aumento en las ventas de los canales de supermercados y vinotecas. Incluso en algunas zonas vemos que se está dando un fenómeno muy interesante, que es la modalidad de comprar a vinotecas que ofrecen delivery.

Otra situación que se está dando, es que ciertas cadenas de supermercados están incrementando su oferta mediante la incorporación de marcas de menor valor de venta".

Amitrano evaluó que se está frente a un reacomodamiento de los hábitos de consumo. "El desafío pasa por entender esta situación, que no precisamente significará una pérdida automática de ventas sino la necesidad de entender qué prefiere el consumidor para satisfacer sus momentos de disfrute en un contexto de mayor incertidumbre económica".

Otra empresa que tuvo un buen cierre de año fue Finca Flichman. Según su gerente de Marketing, Adrián Cura, "este año fue positivo a pesar de la llamada crisis del campo. Hasta octubre el crecimiento fue sostenido pero con el avance de la crisis internacional se fue aplanando y llegó en nuestro caso a vender en el último bimestre cifras similares al mismo periodo del año anterior"

Cura subrayó que algunos lanzamientos, como el Finca Flichman Extra Brut ($30) y el de Finca Flichman Rosé (Syrah - Malbec) ($14) y la consolidación de la gama Misterio que se lanzó a fines del 2006, ayudaron a capear la baja en las ventas de otras líneas de mayor valor.

Indicó que el consumo ha sido irregular, a fines de noviembre se sintió una desaceleración de las compras por parte del trade, pero en las últimas semanas las compras se potenciaron a un ritmo superior al mismo del año pasado.

"En estos momentos el comportamiento del consumidor se ubica en un consumo más racional que impulsivo", subrayó.

Estos datos los apoya la última encuesta de A.C. Nielsen (26 de Noviembre) que muestra que el consumo de vinos finos viene con un crecimiento del 3.2%, pero con un +13,4% en los segmentos superiores a los $8.

¿Supermercados en baja?

Carlos Crotta, dueño de Bodegas Crotta, asegura que la demanda ha sido buena, un 10% más de ventas que el año pasado, desde mediados de noviembre hasta ahora, pero asegura que lo que más aflojó es la demanda de supermercados.

"Subimos en otros canales, pero no en supermercados, donde hemos bajado 20%, creo que hay una política de bajar stock, los que sí están confiados son los mayoristas, con un grado de confianza hacia nuestro producto", dijo.

En su mix de producto lo que más creció fueron las líneas de alta gama.
 
"En damajuana también somos fuertes y en los últimos 20 días hemos tenido un repunte, mucha gente de alta posición se ha bajado a vinos de alta gama en damajuana, que se consiguen en vinerías".

El frizante de Crotta, Strip Tease, también tuvo una buena temporada, sobre todo en el mercado externo, al igual que los licorosos.

Alta gama, en estado normal

El ingeniero Alberto Arizu, de la firma Leoncio Arizu Luigi Bosca, bodega de profunda experiencia en vinos de alta gama, afirma que la demanda ha sido normal, como el año pasado.
 
"El mes de diciembre empezó muy bien, solamente la caída de ventas fue en los 15 primeros días de noviembre, pero se prolongó la incertidumbre, y en un momento determinado todo el mundo sintió la crisis encima. Pero diciembre ha sido normal, y más o menos con la venta del año pasado. Aparentaba que se superaría, pero creo que nos vamos a mantener", confió.

En su caso el cliente no cambió el mix de consumo. La línea de mayor demanda es Luigi Bosca.
Para reforzar sus ventas realizaron promociones en restaurantes para fin de año. Con una salvedad. "No trabajamos forzando a los clientes a tener stock. Ellos pueden comprar lo que necesiten. Hay algunas bodegas que obligan a comprar tantas cajas, las dejan en stock para lograr el número, nosotros no tenemos esa política".

Arizu vendió todo el espumante que tenía en existencia, "hasta nos faltó porque tuvimos un pequeño inconveniente desde los tiempos de elaboración, así que se dejaron de vender unas miles de botellas que se podrían haber vendido", explicó el bodeguero.

Sobre lo que sucederá en 2009, dijo que "normalmente noviembre y diciembre completaban con enero y febrero, dando un año normal. Pero hace unos años las ventas de febrero y enero se volvieron muy importantes en exportaciones. Este año no sabemos que va a pasar, el año terminó bien, pero no sabemos qué pasará en 2009.

Noelia Páez de Bodega Séptima, del Grupo Codorniú, una empresa que está en clara expansión en el mercado interno, aseguró que el fin de año trajo sólo éxitos a la empresa, tanto en espumante como de vinos. "No tenemos crisis en comercio externo ni el interno. Vamos un 20% arriba de lo presupuestado en el mes", aseveró.

Como su trabajo de este año se ha basado en ganar posiciones en el mercado local, los supermercados no fueron un problema sino una bendición.
 
"Creo que nuestra empresa a diferencia de la competencia es que tenemos mucho mercado por ganar, en cambio hay otras que tienen presencia en todos los canales de venta. Este año la empresa logro tomar presencia por suerte, en todos los supermercados reconocidos, quizá esto como te decía, no nos permite ver la crisis, por que recién entramos en algunos que al estar probando la marca, reponen todo el tiempo", dijo.

Desde que Jordi Tomás I Magaña llegó a la firma le imprimió el objetivo de posicionarse entre las primeras marcas argentinas.

"Creo que el compromiso interno de trabajar en equipo y mucho, mucho esfuerzo en el trade, ir a cada rincón del país a conocer distribuidores, clientes, degustaciones, cenas etc. creo que esto nos ha hecho un poco que la gente conozca el proyecto. También este año, hicimos publicaciones en medios contando que este grupo hace vinos desde el 1500, para mi particularmente fue muy importante relacionar la marca con Codorniú", subrayó Páez.

Precios y mix de producto

Julio Caminos RPB asegura que los precios de vinos no aumentaron este fin de año, "yo diría que se mantuvieron igual que los últimos meses, porque la crisis está presionando para abajo".
Alberto Arizu añadió que los precios de producto nunca suben para fin de año, y que la corrección - en su caso - se hizo sobre algunas líneas a mitad de año y sólo por mayores costos.

Consultado acerca de hacia dónde se orienta el consumo en la crisis, Rafael Squassini, director comercial de Bodega Dante Robino, aclaró que se ve una variación en el mix de productos, "teniendo una tendencia muy marcada hacia el consumo racional, esto quiere decir que los consumidores eligen los vinos o espumantes con mejor relación precio calidad. Es por esto que notamos un importante incremento en nuestra línea de espumantes Novecento que tiene un precio al público de 17 pesos aproximadamente", dijo.

Con respecto al mix de vinos y espumantes escogidos por los consumidores, Séptima tuvo mayor crecimiento en vinos de alta gama y en su espumante, María.
 
"En el 2008 María creció en un 15% con respecto al año anterior, y el mix de productos a partir de nuestra línea de varietal, lo que consideramos alta gama, va un 5% menos que María, lo que nos sorprende y al mismo tiempo no pone muy contentos".

Burbujas exportables

Un buen año registraron las exportaciones de vinos espumantes, que "en términos generales, respecto al mismo período del año anterior (enero-septiembre), crecieron casi del 40% en cantidad de cajas exportadas y un 34% en volumen total medido en divisas (FOB u$s).

Sólo se observa un decrecimiento en el precio promedio por caja del 4.5%, que muchas veces se debe al volumen comercializado, relación: precio por cantidad", explica Gastón García de la consultora MRT (www.mrt.com.ar).

Cabe aclarar que los datos de exportaciones incluyen espumantes y frizantes, ya que están dentro de la misma nomenclatura aduanera. Las marcas dominantes de este mercado son: Chandon (13,2%), NewAge (9,7%), Mumm (7,6%), Toso (5,2%), Nocturno (4,9%) y Suá (4,1%)

García indicó que los mayores índices de crecimiento, medidos en cajas exportadas, se dieron en Estados Unidos (173%), Japón (273%), Reino Unido (140%), México (430%) y Polonia (5800%); estos medido en cajas.

La consultora CCR, que realiza un sondeo de mercado mensual para el Fondo Vitivinícola de Mendoza, reveló a su vez que las ventas de vinos espumantes en mercado interno (retail) crecieron un 3,7% en volumen entre enero y octubre de este año, y un 27,5% en facturación.

Señalemos que CCR mide sólo las ventas en grandes cadenas de supermercados, sin incluir restaurantes y bares, donde el consumo de esta bebida es mayor.

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

 

Gabriela Malizia
[email protected]

=
La balanza comercial sostiene un delicado equilibrio en cuanto a las ventas de vinos y espumantes para estas Fiestas. En general, bodegas estiman que las ventas terminarán igual o mínimamente por encima de las del año pasado.

La balanza comercial sostiene un delicado equilibrio en cuanto a las ventas de vinos y espumantes para estas Fiestas. En general, bodegas estiman que las ventas terminarán igual o mínimamente por encima de las del año pasado.

Descuentos en góndola

El consumo de espumantes y vinos decayó, incluso el de sidra. En los supermercados, lo que más sale en estas Fiestas de la góndola, es la cerveza. Consultas realizadas por este medio en cadenas de súper indican que la venta de espumante había bajado un 5% hasta Navidad, mientras que la cerveza había subido un 20%.

Según los encargados del sector vinos las bodegas no han ofrecido descuentos ni en espumantes ni en frizantes.

En general, marcan que lo que más se vende para esta fecha es el vino tinto, sobre el blanco, pese al calor.

Desde Vea indicaron que se ha notado un traspaso de compra del espumante hacia la sidra.

"Hay descuentos muy importantes, o promociones en sidras y champagnes. Se pueden encontrar espumantes a 6 u 8 pesos, pero la gente está cuidando mucho el peso y todas las cuestiones adicionales, como aguinaldo, no han llevado a extra consumo; ese aguinaldo va a parar al ahorro o a pagar deudas. La gente está más austera que nunca", explicaron desde la cadena.

Las sidras saborizadas están haciendo fuerte competencia al espumante en precio. Una oferta común de sidra de manzana es de $ 4, mientras que otros productos como el Ananá Fizz están alrededor de 5 pesos, y el Fressita, igual que el espumante, a más de 15 pesos.

En las góndolas se puede encontrar un espumante de Santa Isabel a $11,99, ó de Norton y Santa Julia a precios muy competitivos. Así y todo el espumante se vende bastante menos que el año pasado.

Lo que se ve en los super son muchas promociones. En Vea, con el Club Vea Vinos, la cadena ofreció 25% de descuento a sus socios en champañas y blancos, y 20% en vinos tintos, al igual que en bebidas alcohólicas que acompañan al champagne, como el Campari.

=