18/12/2008

Vinos orgánicos y biodinámicos

En consonancia con la naturaleza

En Mendoza el crecimiento de cultivo y elaboración de vinos orgánicos trepó entre 2005 y 2006 más del 100. Entre 2007 y 2008 está estabilizado debido a la problemática agropecuaria nacional y al conflicto financiero internacional.

Gabriela Malizia
[email protected]



 

La elaboración de vinos orgánicos (y hoy de biodinámicos) tiene fieles representantes en Mendoza, como Alberto Cecchin, de Bodegas Cecchin, que ha ganado 29 medallas entre oro, plata y doble oro en distintos concursos internacionales. "Practicamos en concursos, porque queríamos saber dónde estábamos posicionados con la calidad del vino, y también para que nos sirviera un poco de marketing. Sin embargo decidimos dejar de concursar porque competíamos con vinos convencionales y eso no tenía sentido", cuenta este asombroso productor que es naturista desde hace 18 años y cultiva orgánicos como una filosofía de vida.

"Sólo producimos orgánicos y biodinámicos con la doble normativa que nos permite exportar a Estados Unidos y a Europa", explica. La normativa es doble, porque ecológicos y orgánicos no son exactamente lo mismo que los vinos "biodinámicos". En los viñedos de biodinámicos se traba con las fuerzas astrales, con la luna y el sol (solsticios, equinoccios). "Por eso hay momentos para hacer los trabajos, hay momentos para cosechar, se hacen distintos preparados para fertilizar la plantación, todos con elementos naturales. Tratamos de no usar productos para curar, pero tenemos permitido el sulfato de cobre, y otros productos orgánicos para la cura", explica el bodeguero.

Toda la filosofía se basa en manejar el suelo orgánico y biodinámico, para que la planta de vid o durazno, crezca en forma natural. ¿Cómo se hace este manejo? "A grandes rasgos lo primero es mantener un suelo vivo, activo, libre de químicos, porque éstos matan toda la vida del suelo. Si el suelo está muerto, la planta crece con deficiencias, y la fruta tendrá problemas y necesitará productos para mejorar", detalla Cecchin.

En cambio señala que "cuando la vid está equilibrada da lo que puede dar, no da más ni menos. Tampoco se hacen trabajos de poda y raleo porque tenemos viñedos muy antiguos", ubicados en Rusell Maipú, en Ugarteche, Luján, y en Junín, todos propios.

La elaboración tiene las mismas prácticas de la convencional, "lo que difiere es que no usamos ningún químico, somos los únicos que tenemos vinos sin anhídrido sulfuroso. Este oficia de conservante, el nuestro no lo tiene y se conserva naturalmente", aclara.

Cecchin asegura que sin conservantes también es posible lograr un vino de guarda.

Repite que "si la uva está equilibrada, hasta 10 años el vino no tiene ningún problema". La bodega elabora varietales tintos clásicos como Cabernet y Malbec, y raros como Cariñan, Graziana (tintas) y Moscatel de Alejandría con el que elabora un espumante, además de tener olivos orgánicos como segunda producción.

En el mercado interno venden solamente en algunas vinerías de Buenos Aires, y en bodega, en Mendoza. Exportan a Chile, Panamá, EEUU, Japón y España.

Certificación y particularidades

Otra importante elaboradora de vinos orgánicos es Familia Zuccardi que tiene actualmente 200 hectáreas en la provincia certificadas como orgánicas según las normas argentinas (SENASA), europeas (CE), estadounidenses (NOP), y japonesas (JAS).

El licenciado Rodolfo Montenegro, de la Bodega Familia Zuccardi, comenta que "el proceso de certificación de un viñedo como orgánico implica la prohibición del uso de productos químicos -herbicida, pesticidas, fertilizantes químicos- en las distintas tareas culturales del viñedo. Todos los productos deben ser de origen natural. En nuestra bodega, la fertilización se hace sólo con guano de animales, compost y siembra de cobertura verde (cebada y vicia) durante los meses de febrero y marzo, que es inoculada con una bacteria llamada Rizobium para fijar el nitrógeno al suelo. Esto se hace durante dos años donde el sistema esta en una etapa de transición".

Montenegro agrega que el organismo certificador audita las distintas tareas, que siguen un proceso declarado, y verifica los registros. Al tercer año recién la uva es considerada como orgánica.

El enólogo e investigador añade que los orgánicos se diferencian de los convencionales por la longevidad, su capacidad de soportar algunos años de guarda. "Como los tienen bajos valores de anhídrido sulfuroso (que cuida al vino de la oxidación) puede que estén mas desprotegidos contra una prematura evolución por lo que hay que tomar previsiones".

La certificación de orgánicos prescribe, además, que los vinos deben ser envasados en botellas de vidrio, nuevas, lavadas y con tapón natural. En la etiqueta debe aparecer también el sello de la empresa certificadora, lo cual garantiza que el producto cumple con todas las reglamentaciones requeridas.

 

Gabriela Malizia
[email protected]

=
Uno de los exponentes de Bodegas Cecchin, que ha ganado 29 medallas entre oro, plata y doble oro en distintos concursos internacionales.

Uno de los exponentes de Bodegas Cecchin, que ha ganado 29 medallas entre oro, plata y doble oro en distintos concursos internacionales.

"Un vino orgánico puede ser de alta gama"

El ingeniero Omar Haffar y el licenciado Ignacio Ferreyra, de Planagro, empresa que contacta a productores con prestigiosas certificadoras del país, asesora en la implantación, conducción y producción de vides orgánicas y realiza los trabajos de gestión para la obtención de la certificación de orgánico, dieron algunas claves para entender qué es un cultivo orgánico y cuál es su importancia hoy.

¿A qué se denomina cultivo ecológico y cómo se certifica que lo sea?

- Para que un cultivo sea ecológico u orgánico es requisito que el campo donde se produce esté certificado como tal y que las técnicas de producción estén sujetas a las normas de producción orgánica. El predio en cuestión debe hacer un convenio de producción orgánica con algunas de las certificadoras nacionales registradas en el SENASA (Food Safety, OIA, Vihuela, Argencert o Letis). La Certificadora que presenta la carpeta de certificación con la aprobación de SENASA, avala que ese campo y su producción son orgánicos, si ese establecimiento cumple con los requisitos de manejo y producción exigidos, en los cuales no exista aplicación de insumos de síntesis química.

¿La elaboración del vino también aporta a su nombre de "ecológico"? ¿Qué tipo de elaboración es esta?

- El vino elaborado bajo estas normas lleva el sello de "vino orgánico". Un vino elaborado bajo estas normas tiene permitido el uso de ciertos aditivos y de otros no.

¿A qué mercados les resulta interesante el vino orgánico?

- Les resulta interesante este vino a los mercados de alto poder adquisitivo y comprometido con la preservación de los recursos naturales y la salud poblacional. Los mercados son los países centrales de Europa, USA, Japón, países Escandinavos, países del sudeste Asiático, etc.

¿Un vino orgánico puede ser de alta gama?

- Definitivamente sí, un vino orgánico puede ser de alta gama.

=