16/10/2008

Inversiones extranjeras

Brasileños, italianos y argentinos compran en Mendoza 2.000 hectáreas en Agrelo

Se trata de un proyecto que se ubica sobre la Ruta 40, en una zona desértica. Buscarán llevar adelante diferentes actividades entre las que se incluyen: vid, producción de aceite de oliva, cerezas y cría de diferentes especies animales con área de reserva natural de flora y fauna.

Ma. Soledad Gonzalez
[email protected]



Es uno de los proyectos más ambiciosos que se está poniendo en marcha, al menos en el último año, en Mendoza. El plan de inversión de 2.000 hectáreas es liderado por el grupo Matura América Latina (del afamado winemaker italiano Alberto Antonini). Además de una orientación vitivinícola, su actividad contemplará la producción de aceite de oliva, cerezas y cría de diferentes animales, entre ellos el chivo.

Del proyecto llamado Villa Agrelo, participan inversores brasileños, italianos y argentinos y el área de explotación abarca más de 2.000 hectáreas. Los inversores italianos están liderados por una importante bodega de la zona de la Toscana, mientras que el lado brasileño es llevado adelante por Luiz Barrichello, primo del piloto de Fórmula 1 y un empresario relacionado con los medios de prensa en Brasil.

?La tierra tiene una ubicación estratégica, a 30 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Mendoza, en la zona de Agrelo. Posee 2 kilómetros de frente sobre la Ruta 40, la más importante de Argentina con un recorrido de Norte a Sur de más de 5.000 kilómetros?, señaló Ramiro Marquesini, Manager General de Matura América Latina.

La parcela fue seleccionada tras un intensivo estudio del terroir que incluyó un comparativo con viñedos de la Toscana de Italia y Bordeaux de Francia, los cuales tienen características de similares a los adquiridos en Mendoza. ?Posee tierras con predominancia calcárea que limita y favorece la producción de uvas especiales y únicas?, indicó Marquesini.

Pero el proyecto no solamente tiene como objetivo la vitivinicultura, aunque sea el motor principal. La idea es desarrollar actividades que involucren un proyecto olivícola con producción de aceite premium extra virgen; explotación de cerezas; cría de animales de especies diversas como caballares, caprinos y vacunos adaptados a las características desérticas; aprovechamiento de aguas pluviales favorecidas por la diferentes alturas del terreno, preservación como reserva natural de la flora nativa e investigación y desarrollo de nuevas especies; y utilización de energía solar con almacenaje en fluidos.

?Nosotros, desde Matura, somos especialistas en vino, este proyecto, con estos inversores nos ha abierto el juego. El principal objetivo es tener un proyecto equilibrado, donde la tierra sea enriquecida?, indicó a FINCAS Marquesini.

Una de las puntas más fuertes de este emprendimiento es el hecho de que se creará una reserva natural con flora y fauna autóctona y con flora traída de zonas de desérticas de otros puntos del planeta con similares situaciones climáticas que la de nuestra provincia. Para ello quieren generar 15 mini - represas para juntar agua de lluvia en los meses de mayores precipitaciones para mejorar la tierra así como también utilizar métodos para lograr una mayor absorción del agua.?

María Soledad Gonzalez
[email protected]?

Fuente: Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.?

Ma. Soledad Gonzalez
[email protected]

=