02/10/2008

Recursos Humanos

Estrepitosa caída de la oferta laboral

Continúan frenadas las incorporaciones de personal en el sector del vino. Las consultoras que trabajan con la industria manejan datos desalentadores.

Gabriela Malizia
[email protected]



Septiembre y octubre solían ser, en los tiempos de abundancia, los meses en que las bodegas se peleaban por quedarse con el mejor licenciado en Enología, o con el mejor gerente de Comercio Exterior. Se daban pases, rotaciones, ofertas de mejores salarios. Este año todo cambió.

?Lo que no vemos es oferta, puede haber alguna rotación, pero no están surgiendo nuevos pedidos de las bodegas?, señala el gerente de la sucursal Mendoza de Manpower, Fernando Podestá.

Aclara, sin embargo, que esto no sucede sólo con los enólogos o con los gerentes. ?Está habiendo una retracción en los pedidos de empleo en general. Teníamos algunos indicios en el segundo trimestre del año, y ahora estamos confirmando lo que preveíamos. Lo que ha caído en pedidos se registra claramente desde mayo, y ahora se ha profundizado. Hay una desaceleración?, marcó.

Manpower, a través de sus encuestas de expectativa de empleo, previó la situación. ?La búsqueda del trimestre pasado nos dio 16%, y en este trimestre nos dio 14%, son expectativas de empleo bajas, pero son positivas, pero si lo comparamos con la época del año pasado, que también nos daba positivo, estábamos por arriba 35%?, subrayó Podestá. La expectativa de empleo surge de las encuestas de previsión de contratación de personal que hacen las empresas de un trimestre a otro.

El director de la sucursal Mendoza de Adecco, Gonzalo Aguado, confirma la percepción de su colega. ?Se ha frenado la búsqueda de personal en las bodegas, hay pedidos, pero son muy pocos. Las razones están fundadas en que ha bajado la venta. El panorama a futuro es difícil, porque hay una clara disminución en los pedidos de personal?.

Carlos Caselles, presidente de Master Consulting Group da números que reflejan a las claras esta crisis. ?En efecto, durante el transcurso de este año la demanda de jefes, gerentes y directores ha disminuido 20,1% mientras que en el mismo período del 2007 había aumentado 33,9%. En tanto, la medición interanual resulta fuertemente negativa, ya que muestra una caída del 50,7% respecto del mismo mes del año anterior. Se percibe un estancamiento de muchas búsquedas, salvo aquellas que tienen que ver con actividades cíclicas, en especial las agroalimenticias. Ante todas estas crisis, las bodegas tuvieron que buscarle una solución. Muchas han optado por reducir o eliminar horas extras, adelantar las vacaciones del personal o, en situaciones extremas, tomar la opción de suspensiones transitorias?.

Salarios sin aumento

Los salarios no han tenido aumento, afirma Gonzalo Aguado. ?Se están manejando bajo convenio o con lo que se viene pagando en el mercado, pero la oferta de salarios se ha estabilizado. En cargos altos la quietud es total. Nosotros manejamos varios rubros, y esto no ha pasado solo en la industria vitivinícola, también lo está sufriendo el transporte y la industria?.

Consultado sobre el mismo punto, Fernando Podestá de Manpower indica que ?salvo casos particulares, los salarios se han quedado quietos. Algunos han reconocido aumentos, pero es muy fragmentada la cosa, no podemos hablar de una estadística, cada bodega se maneja con su criterio?.

¿Qué pasa con las tercerizaciones? ?Tampoco hay un panorama claro, las bodegas están previendo una recesión y están un poco expectantes, están haciendo las tareas en viñedo, pero prefieren quedarse con su gente a tercerizar. En el sector aún no se registran despidos, se puede prever que hacia adelante pase algo, pero aún no sabemos cómo va a salir parada Argentina?, respondió Podestá.

Aguado estima que en diciembre se va a incrementar el pedido de personal en finca, por los trabajos de desbrote y raleo, e indica que por el momento ?no hemos visto que se dan desvinculaciones en las bodegas, pero eso es algo que las consultoras no manejamos?.

Las razones

Carlos Caselles, de Master Consulting Group, señala que los comienzos del 2008 ?habían mostrado un interesante movimiento en el segmento de búsquedas directivas, que hacían suponer que algunas empresas estaban planificando un crecimiento, o bien algunos cambios estratégicos en sus niveles gerenciales. Sin embargo, los hechos políticos ocurridos en los últimos meses han generado un impacto negativo en la demanda laboral, especialmente en el segmento de búsquedas ejecutivas?. 

Evalúa en este sentido que el conflicto con el campo ?no tuvo un impacto inmediato en las bodegas, sino a partir de que comenzaron las dificultades con el transporte y distribución. Las bodegas que más sufrieron bajas fueron las más grandes que vieron interrumpidas sus cadenas de distribución y ventas, provocando una reducción temporaria de personal que luego se fue prolongando?. 

Agrega que, a mencionada crisis del campo, se le suma la crisis financiera, que agrava más la situación y sin dudas afectará a la industria del vino, ya que producirá un efecto recesivo en la economía de EEUU e impactará globalmente. Siendo ese país uno de los principales importadores de productos vitivinícolas. 

Gabriela Malizia
[email protected]

=