25/09/2008

Jordi Tomás i Magaña / CEO del Grupo Codorniú

?Apuntamos a vender más vino de mejor valor?

La nueva cabeza de Séptima apunta que éste ha sido un buen año para los vinos argentinos, aunque muchos no lo vean así y confía que cambió la estrategia comercial de la bodega para jugar ?en primera liga?.

Gabriela Malizia
[email protected]



Jordi Tomás i Magaña es catalán. Licenciado en Ciencias Empresariales, master en Dirección de Empresas y diplomado en Derecho. Tiene 45 años, está casado y tiene dos hijos, un chico de 15 y una hija de 12.Vive la mitad del tiempo en Buenos Aires y la otra mitad, en Mendoza.

Hace un año y medio fue nombrado CEO del Grupo Codorniú en Argentina y desde que llegó a ese puesto ?destacan sus colaboradores- realizó importantes modificaciones. La más importante: apuntar a un nuevo mix de productos que le den a Séptima el prestigio que tiene Codorniú en otros rincones del mundo.

-¿Cuáles son los principales cambios que está tratando de introducir en la empresa?

- El cambio más importante ha sido levantar la gama de productos. Éramos vistos en el mercado como una bodega de entrada de gama, lo cual no estaba acorde ni a la inversión ni al grupo. Codorniú elabora vino en el mundo desde 1551. Hoy tiene una facturación de 400 millones de dólares y salvo Chandon, es el más grande a nivel mundial. Realmente queremos actuar en Argentina no como una bodega chica, sino como un grupo grande, queremos jugar en primera división y ganar La Libertadores, nuestra política ha sido la de decir ?estamos aquí y vamos a hacer las cosas de otra manera?.

- Para esto, ¿qué se requirió? ¿Inversión sobre todo, o más bien ideas?

- Se requirió sobre todo un cambio de mentalidad y de donde poner el foco. Yo creo que cuando uno lleva los esfuerzos hacia un punto, requiere siempre algo de inversión, pero es más importante el foco, el esfuerzo, las ganas. Sobre todo, tener ideas claras de hacia donde se quiere ir, de lo contrario es muy difícil llegar a ningún lado.

-A fin de lograr este cambio de imagen se están presentando este año por primera vez en la Feria de Vinos y Bodegas, ¿qué vinos y espumantes mostraron?

- Sobre todo nuestra línea reserva que es la línea Séptimo Día que ha tenido un impacto tremendo y nuestra línea de espumantes, María Codorniú, las dos marcas fuertes que están tirando del carro de la bodega. En el salón de alta gama también presentamos varios vinos.

- Con estos cambios de rumbo, ¿en qué se invirtió hasta ahora?

- Habíamos planteado la bodega para exportar volumen, por tanto tuvimos que cambiar los grandes tanques por tanques de fermentación más pequeños, incorporamos maquinaria para selección de granos, compramos 160 hectáreas de viñedos en Valle de Uco el año pasado, para añadir complejidad a los vinos.

- ¿Cómo le esta yendo al cava?

- María es una bomba, es una marca que en unos años más se verá explotar en este mercado porque es un producto muy bueno, diferenciado y valorado por el consumidor, con una marca de gran potencial.

- ¿La gente identifica el espumante local con el cava español?

- Totalmente, pero lo que faltaba era un buen maridaje, una combinación entre Séptima y Codorniú, la gente no sabía siquiera que María era de Bodega Séptima. Por eso la presencia y el tipo de comunicación que estamos haciendo es para que la gente asocie que somos de la misma empresa.

- Este no fue un año muy brillante para Argentina, sigue cayendo el consumo interno, ¿cómo les fue a ustedes?

- Yo no coincido con ese análisis. Cuando uno tiene un crecimiento muy grande se dan tensiones, que uno tiene que resolver, pero estas tensiones, al menos, se han resuelto sin grandes problemas, y sin muertos sobre todo. El análisis de volumen de consumo no nos interesa, nos interesa el análisis de valor.

- Sin embargo es difícil aumentar precio en un mercado tan competitivo como este.

- Sí, pero aumentar precio no es la única manera de subir el precio medio. Si uno puede vender vinos de mejor valor, aunque no suba el precio, pero vende más del segmento alto en su mix de productos, hace un precio medio más alto. Esto es justamente a lo que estamos apuntando, a vender muchos vinos de mejor valor.

- Este año la visión de muchos bodegueros, o gerentes, ha sido bastante pesimista. En su caso, lo primero que surge es el optimismo sobre la situación actual.

- Yo llevo 20 años fuera de España, 18 en Latinoamérica, mis hijos tienen la doble nacionalidad, y cualquier elogio o crítica que haga lo hago como local, aunque soy extranjero. En época de Menem, cuando todos estaban contentos aquí, nosotros éramos más pesimistas porque preveíamos lo que se venía. En este momento la gente está demasiado crítica, cuando el Gobierno perdió una votación y lo aceptó democráticamente. Para mí eso tiene un valor institucional importante. Creo que eso no se le ha reconocido propiamente a la Presidenta, aceptar su derrota, y no volver a presentar la ley. Es por esto que yo veo un panorama más optimista.

- ¿Podemos hablar de las inversiones previstas por la empresa para este año?

- Tenemos un monto previsto que supera el millón de dólares, más un financiamiento de crecimiento que es otro millón y un poco más. Todo con capitales propios.

- Financiamiento cero?

- Sí, ese en verdad es un problema que en Argentina no está resuelto y que de seguro, frenará un poco el crecimiento.

- De hecho las perspectivas no son mucho mejores para el año próximo.

- El negocio bancario que no presta, en cualquier lugar del mundo debe cerrar si no da préstamos. Qué hace hoy el banco no lo sé, pero no está haciendo su negocio. Cualquier empresa, por más privada que sea, tiene una función social que cumplir y creo que tiene que dedicarse a prestar dinero.

- ¿Cuáles son los principales mercados a los que están enfocándose?

- Exportamos dos tercios de nuestra producción. Nuestro mercado más importante es EEUU, donde tenemos una importadora propia, AB Brands, que vende un millón de cajas, no solamente del Grupo sino de otros. Eso nos da mucha fuerza en ese mercado.?

Gabriela Malizia
[email protected]?

Fuente:
Esta nota fue publicada por el Suplemento Fincas, de Diario Los Andes.

Gabriela Malizia
[email protected]

=